publicidad

Diputados aseguran que los espiaban desde hace tres años

Diputados aseguran que los espiaban desde hace tres años

El órgano directivo de la Cámara de Diputados de México interpuso un denuncia ante autoridades federales por presunto espionaje a legisladores.

Denuncia ante la fiscalía

MEXICO - El órgano directivo de la Cámara de Diputados de México interpuso un denuncia ante autoridades federales por presunto espionaje a legisladores.

El presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta, dijo en rueda de prensa que tras una revisión a oficinas del recinto legislativo encontraron elementos que les hace creer que legisladores eran grabados y escuchados.

La denuncia fue presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR). Acosta evitó mencionar a un posible responsable y los motivos del presunto espionaje.

"Encontramos elementos fuertes, robustos, de que se estaban cometiendo delitos en contra de la privacidad de los diputados; que se estaba escuchando, grabando a los legisladores y legisladoras", dijo

Acosta, del partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), dijo que por lo que se ha detectado, el espionaje es desde hace tres años.

PGR abrió una averiguación

Dijo que el supuesto espionaje fue contra legisladores de distintos partidos, aunque no abundó.

La PGR dijo el martes por la noche que inició una averiguación.

Pese a la cautela mostrada por Acosta, el diputado Jorge Romero, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló al gobierno federal como posible responsable.

"Yo tengo la certeza que el primer responsable es el gobierno", dijo el legislador.

publicidad

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, rechazó que autoridades federales estén detrás del posible espionaje.

"Categóricamente le digo que no hubo ni habrá una instrucción de parte de la Secretaría de Gobernación ni el Centro de Investigación y Seguridad Nacional para una cosa de ese tipo que es a todas luces ilegal, reprobable y no digna de un régimen democrático como el cual estamos construyendo y al cual me honro servir", dijo el funcionario en rueda de prensa.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) es la agencia de inteligencia del gobierno de México y que en el pasado ha sido señalado por miembros de la oposición de ser utilizado para espionaje político.

En 2008 se registró un roce entre el Congreso y el gobierno federal cuando se dio a conocer que el Cisen había contratado a una empresa privada para dar seguimiento a las actividades del Poder Legislativo.

Legisladores consideraron que eran espiados, aunque el Cisen señaló entonces que sólo se trató de recolección y sistematización de información pública.

México tiene un Poder Legislativo bicameral integrado por la Cámara de Diputados y el Senado.

Legilsladores condenan escuchas

En caso comprobar el espionaje, la seguridad de los diputados estaría ante un "riesgo muy grande" porque en las diferentes oficinas se tratan temas "como la seguridad nacional y el presupuesto" y expresan sus opiniones a favor o en contra, dijo a Efe la legisladora Leticia Quezada. 

publicidad

La coordinadora del PRD en la Cámara de Diputados insistió en que "es urgente un peritaje de fondo", tras señalar que existen "pruebas suficientes" de que "se practica el espionaje".

Según la legisladora, fueron hallados documentos que contenían transcripciones de conversaciones telefónicas y respaldos de documentos generados en equipos de cómputo de diversas aéreas del edificio.

"Aquí la pregunta que tenemos que hacer es quién está interesado en tener toda la información que se pueda discutir y, sobre todo, quién tiene la logística para hacer todo esto y desde cuándo, desde qué año se tiene este seguimiento a los diputados", añadió.

El diputado Arturo García Portillo, del gubernamental Partido Acción Nacional (PAN), destacó la necesidad de que "se identifique a los autores de este espionaje y clarificar las causas".

El portavoz de la bancada del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jorge Romero, señaló al

Gobierno federal como un posible sospechoso, por lo que pidió "llegar a las últimas consecuencias" en la investigación.

A su vez, el Gobierno mexicano descartó ser responsable de estos hechos y reprobó el presunto espionaje al Congreso a través del ministro de Interior, Alejandro Poiré.

"No hubo ni habrá una instrucción de parte de la Secretaría de Gobernación (Interior) ni del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) para una cosa de este tipo, que es a todas luces ilegal, reprobable y no digna de un régimen democrático como el que estamos construyendo", puntualizó.

publicidad

La Cámara baja está conformada por 500 diputados y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cuenta con una mayoría de 240 legisladores.

Las encuestas ubican al PRI, que gobernó México entre 1929 y 2000, como favorito rumbo a las elecciones presidenciales del 1 de julio próximo. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad