publicidad

Diplomático mexicano intentó r

Diplomático mexicano intentó r

Fue captado por cámaras de vigilancia del servicio secreto de Estados Unidos. Ya fue removido de su cargo.

Cámaras lo delataron

WASHINGTON - El Gobierno mexicano despidió al subdirector de Coordinación y Avanzada del área de Comunicación Social, Rafael Quintero Curiel, por haber robado presuntamente varios celulares BlackBerry en la cumbre de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN).

Quintero "fue despedido en cuanto llegó a la Ciudad de México procedente de Nueva Orleans en un vuelo comercial" al finalizar la cumbre trilateral entre México, EE.UU. y Canadá, informó hoy el portavoz de la Embajada mexicana en Estados Unidos, Ricardo Alday.

Los celulares robados pertenecían a la delegación estadounidense de la cumbre, dijo hoy la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, quien afirmó no tener conocimiento sobre el número de dispositivos sustraídos ni tampoco si había información sensible en ellos.

El hurto es objeto de investigación policial, explicó Perino.

Según los medios estadounidenses, Quintero robó seis o siete de esos celulares con funciones inalámbricas de una mesa ubicada cerca de una habitación especial en el hotel donde la delegación mexicana se reunió con el presidente de EE.UU., George W. Bush.

De acuerdo con la cadena Fox, todas las personas que querían entrar en la habitación tenía que dejar sus dispositivos electrónicos encima de esa mesa, una práctica común en reuniones de alto nivel.

publicidad

La delegación estadounidense descubrió el robo cuando salió del encuentro y varios de sus miembros pretendieron recoger sus celulares.

Poco después el Servicio Secreto revisó grabaciones de video de cámaras de vigilancia y se toparon con secuencias en las que Quintero huía con los BlackBerries.

Fuentes citadas por Fox indicaron que el Servicio Secreto alcanzó a Quintero en el aeropuerto, donde le interrogaron sobre el hurto.

El funcionario mexicano negó inicialmente haberse llevado los celulares, pero cuando los agentes le mostraron las imágenes, dijo que había recogido los dispositivos de manera accidental, los devolvió y se acogió a la inmunidad diplomática. Posteriormente volvió a México con su delegación.

La Embajada mexicana en EE.UU. señaló que Quintero tendrá que responder por sus actos en la investigación que conduce el Gobierno estadounidense y recalcó que el Ejecutivo mexicano "lamenta" el incidente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad