publicidad

Diego Rivera 'fascinaba' a las

Diego Rivera 'fascinaba' a las

El artista es objeto de diversos homenajes por los cincuenta años que el 24 de noviembre se cumplirán de su muerte.

Con romances por aquí y por allá

CIUDAD DE MÉXICO - El muralista Diego Rivera (1886-1957), uno de los grandes iconos del arte mexicano, a quien se ha tachado a menudo de mujeriego, más que seducir activamente a las mujeres las "fascinaba", reveló su hija Guadalupe Rivera Marín, cabeza de la fundación que lleva el nombre del artista.

"Sí se enamoraba fácilmente (...), pero también a las mujeres les encantaba. No era que él tuviera una actitud de seducción, sino que era un verdadero caballero, a la antigua usanza, muy fino de trato, muy correcto, atento, generoso", explicó Rivera Marín, nacida en 1924.

El artista es objeto estos días de diversos homenajes en su país natal por los cincuenta años que este sábado se cumplirán de su muerte, un 24 de noviembre de 1957.

Marcado por sus dos matrimonios con Frida Kahlo, el artista es mencionado a menudo como un experto en el arte de la conquista y se le atribuyen romances aquí y allá, como el que mantuvo con la propia hermana de la pintora, Cristina.

La "fascinación" que Diego producía en las mujeres llevaba a sus enamoradas a tener celos unas de otras, una situación con la que al artista "indudablemente le encantaba jugar", aseguró Rivera Marín.

Sin embargo, la hija del muralista rechazó que el apelativo de mujeriego e infiel deba distinguir sólo a su padre, cuando es una característica común en el hombre mexicano.

publicidad

Rivera Marín es resultado de la relación entre el muralista y Guadalupe Marín, una relación que duró sólo unos pocos años, pero que trajo dos niñas al mundo.

"No era una relación muy cordial, siempre estaban riñiendo. Cuando en 1927 mi padre decidió irse a la Unión Soviética, mi madre le advirtió: si tú te vas, yo te dejo", explicó la hija del muralista.

2007, el año del muralista

Rivera Marín, que tenía entonces casi tres años y cuya hermana Ruth acababa de nacer, desveló que su madre se sintió "muy ofendida y con razón".

Más tarde llegó la separación y el enlace con la pintora Frida Kahlo (1907-1954), quien cumpliría este año un siglo si estuviera viva y que es también objeto de homenajes en México en este 2007.

"Desde que se casaron, mi padre nos trajo a Coyoacán (barrio de Ciudad de México) y (Frida) siempre nos quiso y la quisimos", narró Rivera Marín sobre la pintora mexicana.

La hija del artista calificó a Kahlo como "una enferma, cuya enfermedad degeneró hasta hacerla acabar francamente drogadicta, se inyectaba morfina constantemente (...), era alcohólica".

Kahlo sufrió un accidente de tranvía en 1925 que le produjo graves daños a su salud, sobre todo a la columna vertebral, y afectó su vida seriamente hasta su fallecimiento.

publicidad

"Hay estudios de psicoanalistas que dicen que la enfermedad que ella tenía de querer estar siendo siempre operada es una deformación de una paranoia", dijo Rivera Marín, quien vivió con la artista.

Los dos últimos años de la vida de Frida, Rivera Marín no pisó la Casa Azul de Coyoacán, donde vivía la pareja, porque no era capaz de soportar la "degradación" y la "decadencia" de la pintora.

No obstante, Rivera Marín calificó a la pintora como "una excelente esposa" para su padre, en el sentido de que cuidaba mucho de él.

"Mi padre era una persona que necesitaba que le cambiaran la ropa, que estuvieran atento a cómo se iba a vestir, que se bañara (...), ella siempre tenía la casa muy limpia, siempre con flores, comían lo que a mi padre le gustaba", recordó.

"Era una dependencia enfermiza", dijo respecto a la relación de la pareja.

Respecto al activismo comunista del muralista, Rivera Marín dijo que es algo en lo que no coincidió con su padre y que, unido a otros factores, le valió ser desheredada.

La hija del artista se mostró satisfecha con los actos dedicados este año a Rivera, en algunos de los cuales ha colaborado con material, como en la exposición que inauguró anoche en la capital mexicana, Diego Rivera. Nacimiento de un pintor.

El sábado, 50 aniversario de la muerte del muralista, Rivera Marín encabezará una ceremonia en la Rotonda de los hombres ilustres, donde está enterrado Rivera.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad