publicidad

Destruyeron en Tijuana capillas dedicadas a Santa Muerte y de Malverde

Destruyeron en Tijuana capillas dedicadas a Santa Muerte y de Malverde

Cinco capillas dedicadas a Jesús Malverde y a la "Santa Muerte", fueron destrozadas por desconocidos en Tijuana.

Con maquinaria pesada

TIJUANA - Cinco capillas dedicadas a Jesús Malverde, considerado el patrón de los narcotraficantes, y a la " Santa Muerte", fueron destrozadas por desconocidos en la ciudad mexicana de Tijuana, fronteriza con EU, informaron personas fieles a esos cultos."Si las iban a tumbar tan siquiera, nos hubieran avisado para sacar las cosas", dijo a Efe indignada por lo ocurrido Lorena Mendoza.

Además de Mendoza, quince personas convocaron a la prensa para mostrarles los escombros de alguna de estas cinco capillas, localizadas en el sur de Tijuana y en las carreteras que comunican esta ciudad con Playas de Rosarito y con Tecate.

Esta zona del estado mexicano de Baja California fronteriza con EU cuenta desde hace meses con una importante presencia del Ejército y de la policía federal para tratar de contener la violencia asociada con el crimen organizado.

Los seguidores de ambos credos asociados con las capillas destruidas presumen que algunas personas con maquinaria pesada acudieron a ellas y las arrasaron.

Sospechan del alcalde

De acuerdo con los devotos, asociados al mundo de la criminalidad organizada en México, los hechos sucedieron la madrugada del sábado "cuando no había nadie" en la calle.

Sospechan que tras estas acciones podría estar el ayuntamiento de Tijuana, encabezado por el alcalde Jorge Ramos, del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

De momento nadie se ha atribuido la autoría de los hechos.

publicidad

Algunos de los devotos planean acudir a la alcaldía de Tijuana para presentar una queja formal ante las autoridades municipales.

"Si quieren una iglesia para la 'Santa Muerte', que digan entonces cuánto por el permiso", agregó una persona que no quiso dar su nombre.

Jesús Malverde, cuyo verdadero nombre era al parecer Jesús Juárez Mazo (1909), fue un bandido generoso que robaba a los ricos y también a la Iglesia Católica y repartía el botín entre los pobres, según la leyenda.

"Malverde" era conocido por sus enemigos ya que se disfrazaba con hojas de plátano para pasar inadvertido y con los años ha pasado a ser considerado un benefactor de los narcotraficantes, según expertos en el tema.

Su imagen aparece continuamente en los domicilios allanados por la policía antidrogas y al que muchas personas le atribuyen milagros.

Por otro lado, la "Santa Muerte", conocida como "la niña blanca", es un culto que surgió en la década de los años cuarenta del pasado siglo en los barrios populares de Ciudad de México y después se extendió a todo el país.

Se presume que actualmente la veneran en el país unos dos millones de personas, según algunos responsables del culto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad