publicidad

Despiden a reporteros que salieron ilesos del ataque en un bar de Veractuz

Despiden a reporteros que salieron ilesos del ataque en un bar de Veractuz

José Abella, director del periódico El Buen Tono de Veracruz, informó que fueron despedidos porque se encontraban tomando licor con delincuentes.

El ataque armado a un bar de Veracruz derivó en la muerte de dos altos mandos del cártel narcotraficante de Los Zetas, la de un reportero y la puesta en entredicho de dos periodistas más.

José Abella, director del periódico El Buen Tono de Veracruz, informó que dos de sus reporteros que se salvaron del ataque en un bar de Orizaba fueron despedidos de sus empleos porque se encontraban ingiriendo licor con miembros de un grupo delictivo.

En el ataque murieron seis personas, entre ellas un jefe de plaza de Los Zetas junto con su mano derecha, así como el periodista Juan Heriberto Santos Cabrera. Las condenas del gremio periodístico no se hicieron esperar, ya que con este crimen suman 15 los ocurridos en Veracruz de 2011 a la fecha.

14 de los periodistas asesinados en México desde el año 2011 son de Veracruz Univision

Los hechos violentos se registraron en el bar La Taberna. En el lugar se encontraban también los dos periodistas que resultaron ilesos y que lograron huir después de que un grupo de hombres armados disparara contra el grupo.

"Lo que está mal es qué hacían mis reporteros tomando licor con el jefe de la plaza, estaban con él, es mentira eso de que al de Televisa lo mataron en fuego cruzado, no, estaban con él, con el jefe y el subjefe de la plaza", dijo Abella en entrevista con Radio Fórmula.

Ante ello, consideró que no se trató de un ataque en contra del periodismo veracruzano, sino de un "ataque de un grupo delincuencial contra otro grupo delincuencia", explicó.

Según Abella, sus propios periodistas le contaron que un grupo armado entró al bar donde se encontraban y que llegaron a matar directamente a José Márquez alias El Chichi, jefe de plaza de Los Zetas, pero también murieron Felipe Santana Hernández alias El Felino y el excorresponsal de la cadena Televisa Juan Heriberto Santos Cabrera, a quien señaló de ser quien entregaba dinero a reporteros que cubren la nota roja en los medios locales.

publicidad

Los dos reporteros de El Buen Tono que sobrevivieron permanecen bajo resguardo de las autoridades.

El Buen Tono dejó clara su postura en un editorial:

Lo decimos fuerte y claro. Los dos reporteros de EL BUEN TONO que presenciaron la ejecución de dos jefes Zetas y un reportero coludido, no tenían por qué estar conviviendo con delincuentes. Por ello, ya fueron cesados.

Ambos periodistas no debían estar reunidos con delincuentes a medianoche, en un bar ingiriendo bebidas alcohólicas, sin cumplir una orden de trabajo y sin haber informado a sus superiores.

EL BUEN TONO ha cesado, tan solo en el último año, a media docena de reporteros por haberse comprobado que faltaron a la ética de la empresa y del mismo periodismo libre. Y en esta ocasión, no podía ser la excepción.

Es necesario puntualizar que los hechos registrados el jueves a primera hora fueron un ajuste de cuentas de un grupo delictivo contra otro.

No fue un atentado a la libertad de expresión, ni un ataque contra el periodismo veracruzano.

No obstante, también lo decimos claro y directo. El Gobierno del Estado es el responsable de salvaguardar la integridad de sus habitantes en todo el territorio.

No lo eximimos, porque nos queda claro que dentro del Gobierno, como afuera, entre la población, hay delincuentes que actúan en colusión.

En EL BUEN TONO reiteramos nuestro compromiso con la verdad y con nuestros lectores, y faltaríamos a estos deberes si permitiéramos que nuestros reporteros estén en complicidad con grupos delictivos.

publicidad

El secretario de gobierno de Veracruz, Flavino Ríos, reveló que el nombre de los dos periodistas es Enrique Rivas y Guillermo Ramos. Explicó que aunque no fueron heridos por alguna bala, sí recibieron golpes.

Estos hechos ocurren mientras el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, es cuestionado por organizaciones defensoras de la libertad de expresión por la situación de periodistas asesinados y desaparecidos en la entidad.

A principios de esta semana, el gobernador fue interrogado por autoridades de Ciudad de México por el multihomicidio en la colonia Narvarte, en donde fue asesinado el fotoperiodista Rubén Espinosa junto a cuatro mujeres.

Javier Duarte declarará ante la Fiscalía Univision


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad