publicidad

Cuatro policías asesinados en un ataque con granadas en sur de México

Cuatro policías asesinados en un ataque con granadas en sur de México

Cuatro policías mexicanos fueron asesinados y calcinados cuando un comando lanzó granadas contra su patrulla.

Explotó el vehículo

CHILPANCINGO - Cuatro policías mexicanos fueron asesinados y calcinados este miércoles en Zihuatanejo (sur) cuando un comando armado lanzó granadas contra su coche patrulla, informó la secretaría de Seguridad Pública del estado de Guerrero.

En el ataque "murieron cuatro policías municipales calcinados (...) fueron emboscados desde tres direcciones por individuos que se trasladaban a bordo de dos vehículos no identificados" y que utilizaron rifles de asalto y granadas, dijo el organismo en un comunicado.

El vehículo policial también quedó totalmente carbonizado.

Citado por el periódico mexicano El Universal, el reporte policiaco refirió que por lo menos diez sujetos armados con rifles AK-47 y AR-15 dispararon al vehículo más de 200 veces, lo que incendió el tanque de combustible de la patrulla.

Las víctimas son el comandante Mateo Gutiérrez, el policía tercero Gregorio Villafuerte y los policías rasos Adrián Martínez y Virgilio Agustiniano, sostuvo el rotativo.

Amenazas previas

El diario Reforma, por su parte, afirmó que las autoridades habían recibido previamente amenazas, por lo que las fuerzas policiacas se encontraban en alerta.

No hay detenidos y se desconoce el móvil del crimen, aseguró la secretaría.

Poco después, un comando disparó contra una comisaría de Zihuatanejo sin causar muertos ni heridos, confirmó la dependencia.

publicidad

Otras dos granadas de fragmentación fueron lanzadas el pasado sábado contra una academia policial de esta misma localidad, resultando heridas cinco personas, entre ellas un policía.

Violencia en el país

Un día antes el ejército mexicano había realizado un operativo en esta zona contra el crimen organizado en el que detuvo a nueve personas, según la prensa mexicana.

Zihuatanejo es un puerto de atractivo turístico ubicado en la costa pacífica mexicana, a unas 155 millas al noroeste del balneario de Acapulco.

Unos 120 policías fueron asesinados por el crimen organizado en 2008, según el gobierno federal.

Más de 36 mil militares han sido desplegados en todo México para detener la violencia atribuida a los cárteles de la droga que en 2008 dejó un saldo de más de cinco mil 300 asesinatos, de acuerdo con cifras oficiales.

La mayoría de los crímenes se cometen en la frontera con Estados Unidos, especialmente en Ciudad Juárez (norte), donde este miércoles el gobierno federal anunció un refuerzo notable del despliegue militar y policial.

En la misma jornada tuvo que ser desalojado durante al menos tres horas el aeropuerto internacional de esta ciudad fronteriza con El Paso (Texas) al detectarse una bomba de fabricación casera.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad