publicidad

Crímenes en Tijuana

Crímenes en Tijuana

Los ataques contra los policías se intensificaron en Baja California, donde hay una saldo de tres muertos y siete heridos.

Jefe policiaco

MEXICO - Los ataques contra los policías se intensificaron en el estado norteño de Baja California, donde en las últimas horas, en hechos diferentes han dejado al menos tres elementos muertos y otros siete heridos.

En el hecho el subcomandante de la Policía Municipal, Samuel Martínez, murió en los primeros minutos de este viernes, al ser baleado por hombres desconocidos, informó la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

Indicó que Samuel Martínez terminó su turno a las 23:00 horas del jueves, y una hora después fue atacado por hombres desconocidos, quienes lo interceptaron camino a su domicilio en la colonia La Gloria, en Tijuana.

El cuerpo de Samuel Martínez, con el uniforme oficial, yacía en el interior de su vehículo, un Jeep Grand Cherokee modelo 1995, con la puerta del piloto abierta.

De acuerdo con las primeras investigaciones, en la agresión participaron hombres a bordo de al menos tres vehículos, y en el lugar de los hechos se contabilizaron al menos 200 casquillos percutidos.

Más ataques

En un segundo ataque, dos policías murieron y uno resultó herido tras ser baleados por un comando armado que los atacó en el boulevar Insurgentes de la delegación La Presa, al sureste de Tijuana.

Este ataque a oficiales de la policía municipal se registró dos horas después de que otros dos elementos preventivos fueron heridos, quienes ya se encuentran fuera de peligro.

publicidad

Los agentes de la Policía Municipal, al igual que los agredidos previamente, fueron atacados por sorpresa por un comando armado, y en los dos casos los delincuentes utilizaron armas de grueso calibre.

El boulevar Insurgentes se encuentra a unos cuatro kilómetros del fraccionamiento Campestre Murúa donde ocurrió la primera agresión, de la que dio cuenta la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

De acuerdo al diario El Universal se registraron otros ataques en Tijuana, sin aparente relación, donde un grupo atacó a cuatro policías locales, dejando a tres de ellos heridos.

A pesar de la lucha contra la delincuencia organizada emprendida por el presidente Felipe Calderón, los índices de violencia no disminuyen.

Alrededor de 36 mil militares fueron desplegados en todo el país para combatir el criminalidad, sin embargo policías y soldados siguen siendo el blanco de los grupos de sicarios al servicio del narco.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad