publicidad

Crimen no descansa en Chihuahu

Crimen no descansa en Chihuahu

Unas nueve personas fueron asesinadas, dos más fueron secuestradas y criminales provocaron incendios.

Decapitados y baleados

MÉXICO - Al menos nueve personas fueron asesinadas en las últimas 24 horas en el estado de Chihuahua, cinco de ellas en Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.

Fuentes de la subprocuraduría de Justicia de Chihuahua en Ciudad Juárez indicaron que en el primer caso, registrado el miércoles por la madrugada, se localizó el cuerpo decapitado de un hombre de entre 30 y 35 años en una vivienda abandonada de esa localidad.

El mismo día, dos hombres fueron asesinados a tiros en un bar de esa ciudad fronteriza, crimen en el que se utilizaron una pistola calibre 9 milímetros y un fusil automático.

Las fuentes indicaron que los dos muertos permanecen sin identificar.

Asimismo, por la tarde se localizó un cuerpo en una casa de una colonia de esta ciudad, mientras que después se localizó en una calle el cadáver de un hombre de unos 25 años que fue asesinado a tiros con armas de diversos calibres, dijeron las fuentes.

Las fuentes de la Fiscalía señalaron que la noche del martes fue asesinada una persona de unos 20 años, por un grupo de sicarios que llegaron a su casa y le dispararon cuando salió de ella.

Asimismo, la Policía indicó que en un asentamiento urbano se encontró la cabeza cercenada de otra persona.

Finalmente, en la ciudad de Chihuahua, capital del estado del mismo nombre, un hombre y una mujer fueron asesinados a tiros con fusiles automáticos.

publicidad

Incendios y secuestros

Un grupo de hombres armados que se hicieron pasar por agentes federales incendiaron cinco inmuebles y secuestraron a dos personas en un caserío del norte de México cerca de la frontera con Estados Unidos, informó la policía.

El vocero de la procuraduría de justicia en el estado de Chihuahua, Alejandro Pariente, dijo el miércoles que, según declaraciones de testigos a la policía, los hombres armados llegaron al caserío de El Barreal en la madrugada del martes e irrumpieron en varias casas en busca de los dos hombres que luego secuestraron.

Pariente indicó que los asaltantes quemaron cuatro casas y una tienda departamental antes de escapar.

Uno de los secuestrados era un granjero avícola que participaba en peleas de gallos, en las que suele haber grandes apuestas de dinero.

El vocero judicial dijo que la policía no determinó de inmediato la causa del ataque, pero el lugar es conocido por una amplia presencia del narcotráfico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad