publicidad

Contrabandistas arsenal

Contrabandistas arsenal

Tres presuntos traficantes de armas resguardaban un poderoso arsenal en el que figuran rifles AK-47 y lanzagranadas.

Recibidos a balazos

CIUDAD DE MÉXICO – Tras un enfrentamiento a balazos, tres presuntos traficantes de armas fueron detenidos en esta capital, mientras resguardaban un poderoso arsenal en el que se incluyen rifles AK-47 y lanzagranadas.

Según informó la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), la detención se realizó en un lote baldío del exclusivo barrio del Pedregal, en el sur de la capital, donde los presuntos delincuentes escondían el armamento.

Durante la madruga, los agentes de la corporación sorprendieron a un sujeto que parecía vigilar una camioneta. Los uniformados se acercaron para preguntar qué sucedía, pero fueron recibidos a balazos, indicó la dependencia en un comunicado.

Al ser agredidos, los policías repelieron la agresión y solicitaron apoyo de más elementos de la corporación, quienes rodearon a los delincuentes.

Los bandidos se identificaron como José Luis Ochoa, "El Ocho", de 40 años, Francisco Javier de la Cruz, "El Sombra", y José Guadalupe Laguna "El Zurdo", ambos de 37 y quienes aseguraron haber laborado en una empresa de seguridad privada.

Según informó la prensa, José Guadalupe Laguna pertenece al Ejército Mexicano.

De acuerdo con el reporte de la SSPDF, los detenidos dijeron que recogieron el armamento en la delegación Tláhuac y que tenían la orden de entregarlo a la gente que llegara directamente a este sitio para solicitarla, además de que debían disparar a cualquier persona ajena a la entrega de las armas.

publicidad

Según la dependencia, este es el segundo aseguramiento relevante de armas que se realiza en el sur de la capital en menos de un mes.

En la madrugada del 18 de diciembre, fueron detenidos tres sujetos con pistolas, rifles, fusiles, granadas, chalecos antibalas y radios, que tenían escondidos en dos vehículos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad