publicidad

Condenadas por matar a sus bebés saldrán libres

Condenadas por matar a sus bebés saldrán libres

Seis mexicanas condenadas a penas de hasta 29 años por el supuesto homicidio de sus bebés, podrían salir libres.

Siete condenadas por homicidio

MÉXICO - Seis mexicanas condenadas a penas de hasta 29 años por el supuesto homicidio de sus bebés recién nacidos, aunque ellas alegaron abortos espontáneos, podrían salir libres en el estado mexicano de Guanajuato (centro), informó una ONG.

Las seis mujeres se beneficiarán de una reforma al Código Penal que redujo a ocho años la condena a algunos homicidios cometidos por familiares cuando haya atenuantes 'psicosociales', dijo  Verónica Cruz, directora de la ONG Las Libres.

"Esperamos que salgan mañana (martes) porque la reforma dice que podrán salir al tercer día de que sea publicada", explicó.

Estas mujeres hacen parte de un grupo de siete condenadas entre 2001 y 2008 en Guanajuato por "homicidio en razón de parentesco".

La fiscalía las acusó formalmente de matar a sus hijos en las primeras 24 horas de nacidos, pero sus abogados "sostienen que tuvieron abortos espontáneos", dijo Cruz.

Una séptima mujer, Alma Yareli Salazar, condenada a 27 años, salió libre en julio después que sus defensores lograron demostrar que su caso no podía considerarse homicidio, pues sufrió un desmayo tras tener un parto sola.

Salazar, de 28 años, fue condenada tras ser denunciada por su suegra, quien la acusó de matar al bebé que tenía ocho meses de gestado.

publicidad

Cuerpos tirados en letrinas

Las mujeres se han declaraco inocentes de los crímenes de sus bebés. Cuatro acusaciones se iniciaron por el hallazgo de cuerpos tirados en letrinas, en un contenedor de basura o en el cerro.

La Policía rastreó a mujeres que habían estado embarazadas en las poblaciones donde fueron hallados los cuerpos y localizó a sospechosas a las que les endilgó los asesinatos, según información publicada por el Periódico A. M.

Documentación señalada por este diario mexicano señala que estas mujeres fueron encarceladas tras ser denunciadas por médicos, trabajadoras sociales o familiares, luego de sufrir -de acuerdo con sus versiones- abortos espontáneos.

“Ante la gente nosotros somos malas, entonces merecemos estar en la cárcel, pero en realidad nunca supieron ni el motivo ni la situación que pasamos. Desgraciadamente, nos pasó a nosotros, pero cualquier persona no está exenta de pasar por esta situación”, comentó Yolanda, una de las mujeres condenadas, a Diario A. M.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad