publicidad

Concluye polémica Guelaguetza

Concluye polémica Guelaguetza

Aunque finalizó sin incidentes la Guelaguetza, en Oaxaca, los alzados contra el gobierno estatal protagonizaron una marcha de protesta.

"Presos políticos" y "desaparecidos"

OAXACA, México - La fiesta indígena de la Guelaguetza, en la ciudad mexicana de Oaxaca, concluyó sin incidentes aunque los grupos alzados contra el gobierno estatal, que habían amenazado con boicotearla, realizaron otra masiva marcha de protesta para mostrar su descontento.

Varios miles de militantes y simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), el bloque que aglutina a las organizaciones sociales disconformes, junto con los profesores públicos, recorrieron seis millas por las calles de la ciudad.

Los manifestantes exigieron con pancartas y cánticos la libertad de sus "presos políticos" y "desaparecidos", supuestamente por la acción de la policía y el Ejército, a los que demandaron suspender el fuerte dispositivo que ha rodeado la Guelaguetza, un festival de danzas de las 16 etnias indígenas del estado de Oaxaca.

Al mismo tiempo que estos grupos recorrían las calles, a 1,500 pies de uno de los puntos por el que pasaron, en el norte de la ciudad, se desarrollaba la fiesta popular en el foro del Cerro del Fortín.

Asimismo, la organización guerrillera Ejército Popular Revolucionario (EPR) enviaba un comunicado a la prensa en el que expresaba su solidaridad con la APPO y los maestros y acusaba al gobernador oaxaqueño, Ulises Ruiz, y al presidente mexicano, Felipe Calderón, de ser los responsables de la violencia en el estado.

publicidad

Oaxaca fue el escenario el año pasado de un grave conflicto social con un balance de una veintena de muertos, centenares de heridos y detenidos, y millonarias pérdidas económicas.

Vinculados con la guerrilla

El EPR, casi inactiva desde sus primeras acciones armadas en 1996, reivindicó unas explosiones registradas a principios de julio en el centro del país y un ataque el sábado pasado con balas a un penal en Chiapa de Corzo, en el sudeste, en ambos casos sin daños personales.

En la manifestación de hoy, el portavoz de la APPO Cástulo López rechazó cualquier vinculación con ese grupo guerrillero.

"No saben decir otra cosa y eso que dicen que somos el brazo derecho del EPR es para justificar el uso de la fuerza bruta, en la lógica de acabar con una protesta que sólo cuenta con la razón y que es eminentemente pacífica", se quejó.

Además, aseguró que no se sentarán a dialogar con el gobierno de Ruiz, de quien exigen la dimisión, para llegar a un acuerdo que ponga fin a sus reivindicaciones callejeras.

"Nuestros muertos no son negociables, por dignidad no nos sentaremos con Ulises Ruiz a negociar", dijo López.

Mientras, el líder de los profesores, Ezequiel Rosales, informó de que mantendrán los campamentos en el Zócalo (plaza principal) oaxaqueño "con un diez por ciento de compañeros" hasta el domingo, cuando declararán "un receso a la movilización", por lo cual algunos de los disconformes le gritaron "traidor".

publicidad

Agregó que no hay negociación con el gobierno del estado, pese a que en las últimas horas fueron liberados siete manifestantes que permanecían detenidos, aunque aún quedan todavía tras las rejas cuatro por la última confrontación con la policía a mediados de mes.

Aquella trifulca se resolvió con medio centenar de heridos, uno de ellos en coma, cuarenta detenidos, y una decena de vehículos quemados por radicales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad