publicidad
.

Cien mil mineros iniciaron par logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Cien mil mineros iniciaron par

Cien mil mineros iniciaron par

Protestan contra el fallo de un juez que declaró ilegal una de las cuatro huelgas indefinidas proclamadas por el sindicato.

Millonarias pérdidas diarias

CIUDAD DE MÉXICO - El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de México (SNTMM) inició un paro nacional de ocho horas de duración en 85 minas mexicanas en las que asegura han dejado de trabajar alrededor de 100 mil trabajadores, lo que fue rechazado enérgicamente por los industriales del país.

El secretario de Asuntos Jurídicos del SNTMM, Carlos Pavón, aseguró que en los primeros reportes del paro nacional se ha constatado que aproximadamente ese número de obreros pararon sus actividades en la industria, si bien sólo 25 mil trabajadores forman parte de esa central obrera.

La acción sindical busca, entre otras cosas, protestar contra el fallo de un juez que declaró ilegal una de las cuatro huelgas indefinidas que el SNTMM actualmente efectúa en el país, la que afecta desde hace cinco meses y medio a la mina de Cananea, en el norte de México, la mayor explotación de cobre del país.

El paro nacional, que según la Cámara Minera de México (Camimex) le cuesta a las empresas mineras $28 millones diarios, también pretende motivar el retiro de policías estatales y federales en las inmediaciones de Cananea, los cuales protagonizaron el viernes pasado un desalojo a la fuerza de los huelguistas.

Los trabajadores del SNTMM gozan además de una suspensión provisional decretada por un juez, la cual permite a los huelguistas continuar con el paro y evitar ser despedidos, pero a la vez autoriza a la empresa Grupo México a reiniciar el trabajo en Cananea.

publicidad

Pavón afirmó que son falsas las declaraciones de Grupo México y del Gobierno, que aseguran que más de la mitad de los 1,300 mineros de Cananea han regresado a trabajar, y anunció que el próximo martes el sindicato protestará frente a la sede de la Secretaría de Trabajo.

Por su parte, la Camimex publicó hoy en algunos diarios nacionales un aviso en el que rechaza "rotundamente cualquier paro parcial o total en la industria minera" mexicana.

La Cámara, que representa a 137 empresas del sector, sostiene que el paro nacional "está al margen de la legalidad y no persigue beneficio laboral alguno", y recordó que en los últimos dos años la industria minera mexicana dejó de percibir más de $2,400 millones por culpa de las huelgas.

En tanto, el SNTMM, que además de Cananea mantiene paros en los yacimientos de Grupo México en San Martín (zinc, plomo, cobre) y Taxco (plata), lanzó ayer una huelga por diferencias salariales en Naica, la mayor mina de plomo de México, propiedad de Industrias Peñoles, compañía que se manifestó "enérgicamente" en contra de la acción.

Los mineros de Naica, donde trabajan 420 personas y se producen unas 26 mil toneladas de plomo al año, rechazan la oferta de Peñoles de un incremento al salario de seis por ciento y exigen uno del diez por ciento.

publicidad

En los últimos ocho años en México se han producido 1,987 huelgas y paros ilegales en el país, los cuales equivalen a 2,057 días de trabajo, según datos de la Camimex.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad