publicidad
.

'Che' Guevara, ejemplo en Oa logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

'Che' Guevara, ejemplo en Oa

'Che' Guevara, ejemplo en Oa

Rebeldes de la APPO inspirados en la lucha guerrillera del líder latinoamericano, ejecutado en Bolivia hace 40 años.

En las barricadas

OAXACA, México - Un grupo de campesinos entona cantos contra el gobierno mientras ondean imágenes del "Che" Guevara en el Zócalo de la capital de Oaxaca, uno de los estados más pobres y convulsionados del país.

Son lugareños adscritos a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), un conjunto de organizaciones sociales que el año pasado tomó las calles de la ciudad exigiendo la caída del gobernador, Ulises Ruiz, acusado de trabajar para los caciques de la región, además de "corrupto" y "represor".

Su movimiento duró casi siete meses, hasta que en noviembre fueron desalojados de las trincheras por la policía federal, en un violento enfrentamiento que dejó decenas de heridos y detenidos.

"Sobre todo en las zonas más pobres y los países en desarrollo no queda más que seguir el camino del "Che", un hombre que representa el amor a la humanidad y las ganas de morir transformando el mundo", comenta Roberto Jiménez, un profesor rural, encargado de la organización de las conmemoraciones locales por los 40 años de la muerte del guerrillero argentino.

"Como al 'Che', a nosotros también nos duele el sufrimiento del pueblo, el hambre de los niños pobres, de los ancianos y los campesinos, mientras que en otros países se organizan concursos para ver quién es capaz de engullirse más hamburguesas, más pasteles y más salchichas por minuto", asegura el simpatizante de la APPO.

publicidad

Las trovas de Silvio Rodríguez y Alejandro Filio retumban fuerte en los muros del Centro Histórico, tachoneados con torpeza por las autoridades, en su intento por ocultar las pintas que cada noche aparecen con los logos de la APPO. "Libertad a los presos políticos", se alcanza a leer en una casona del andador turístico, junto a la Facultad de Derecho.

"Aquellas madrugadas de lucha, en las barricadas aprendimos aspectos lindos de la vida, sin conocernos entre sí los compañeros solíamos compartir el poco café y el pan que traíamos entre las manos", recuerda Roberto Jiménez, "es la unión que nos heredó el 'Che' a todos los movimientos en rebeldía".

Tras su  muerte en la selva boliviana por el Ejército, Ernesto "Che" Guevara se convirtió en un mito internacional revolucionario, icono de la lucha de izquierda y símbolo cultural que perdura hoy en día.

"Durante todo el movimiento, al 'Che' lo hemos conocido a través de los actos cotidianos", dice Patricia Jiménez, concejal de la APPO, "a través de las consignas, de las mantas y las canciones que escuchábamos durante las noches de guardia en las barricadas".

Oaxaca en tensa calma

"Su pensamiento filosófico y revolucionario nos llegó en la lucha diaria, en la defensa de nuestra dignidad como campesinos, contra el neoliberalismo y en la transformación de esta sociedad capitalista en busca de un mundo mejor", explicó la líder de amas de casa, miembros de la APPO.

publicidad

Igual que Ernesto Guevara. Según Belem Salas, una activista de los movimientos revolucionarios en América Latina, el "Che" aprendió de marxismo de forma autodidacta, mientras combatía por su pueblo. "Acá la gente salió a las calles en pos de esa misma necesidad, creyendo que era la hora".

"Como él, nuestra gente fue perseguida y golpeada, incluso asesinada por el gobierno, pero nadie claudicó", dice Roberto Jiménez "todos los compañeros seguimos aquí, en plena lucha, con una actitud valerosa y llena de honor".

"Guevara es el ejemplo de la ética revolucionaria, de que a pesar de estar herido se debe continuar peleando hasta el final", comenta, "un periodista cubano que vino a apoyarnos durante el movimiento nos contó que cuando el 'Che' fue aprehendido por la CIA, lanzó un escupitajo en el rostro a los agentes, por cada balazo que había recibido".

"Aquella madrugada la intervención del gobierno fue bastante difícil para todos, la policía entró disparando a la gente aglutinada en los plantones del Zócalo" recuerda Edwin Escalante, un periodista local que permaneció esos días de noviembre entre las barricadas.

De vocación turística, Oaxaca todavía no se recupera. Portales, tianguis y zonas arqueológicas se miran casi desiertos.

publicidad

Según la prensa, en los últimos meses, la afluencia de visitantes ha aumentado casi un 20 por ciento, pero no es suficiente, de acuerdo con las autoridades falta casi un millón de dólares para alcanzar la normalidad.

Pero los miembros de la APPO amenazan con reagruparse, luego de la intervención de las fuerzas federales en el Zócalo de la ciudad, tras casi siete meses de un conflicto que dejó al menos 17 muertos, 40 heridos y pérdidas económicas por más de $370 millones.

"Nosotros seguimos en pie de lucha", advierte Patricia Jiménez, "somos un pueblo en resistencia que se está reagrupando después de la represión y viene lo peor".

El pasado domingo varios cientos de "revolucionarios" protagonizaron una marcha por el centro de la capital oaxaqueña, tras la derrota en los conteos preliminares del "candidato de los rebeldes", Humberto Lopezlena, del partido Convergencia, en los comicios para renovar la alcaldía local.

"No vamos a dejar que nos roben la elección", arengó el aspirante ante la turba enfurecida, mientras acusaba a Ulises Ruiz de manipular el proceso para imponer a su partidario José Antonio Hernández, el candidato triunfador, como nuevo presidente del municipio.

Por lo pronto Oaxaca se unió a los festejos internacionales por el "Che" Guevera. Los rebeldes organizaron jornadas de conferencias, conciertos y exposiciones para recordar a quien es la máxima influencia de todos aquellos "que han decidido tomar los fusiles para transformar la sociedad", explica el profesor Roberto Jiménez, emocionado.

publicidad

"Este hombre va más allá de una simple efeméride, representa el pensamiento de un revolucionario que rechazó los cánones impuestos por una sociedad egoísta y frívola, totalmente ajena a los pobres".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad