publicidad

Cayó estadounidense con armas

Cayó estadounidense con armas

Además, un fiscal sentenció a dos ciudadanas canadienses pertenecientes a una organización dedicada al fraude.

Fraudes a inversionistas

CIUDAD DE MÉXICO - Las autoridades mexicanas sentenciaron a nueve y cinco años de cárcel respectivamente, a dos ciudadanas canadienses pertenecientes a una organización internacional dedicada al fraude y blanqueo de capitales, y detuvieron a un estadounidense que pretendía ingresar armas al país, informó la Fiscalía.

En el primero de los casos, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) precisó que el Juez Séptimo de Distrito en Materia Penal, en el estado de Jalisco, en el oeste del país, sentenció a nueve años a la canadiense Rebecca Joane Roth por los delitos de delincuencia organizada y realización de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Roth deberá pagar además una multa de unos $4,270 (44,812 pesos mexicanos), señala un comunicado de la dependencia.

Por su parte, su compatriota Brenda Kim Martín fue condenada a cinco años de prisión por efectuar operaciones con recursos de procedencia ilícita, y a pagar una multa de $3,414 (35,850 pesos).

Las hoy sentenciadas, detenidas en febrero de 2006, están acusadas de pertenecer a una organización que, a través de la empresa Tri-West, invitaba a personas a participar en un programa de inversiones del sitio de internet www.triwestinvest.com, en el que ofrecían tasas de interés muy atractivas y bonificación por remisión de socios.

publicidad

La supuesta compañía les hacía creer además a los inversionistas que estaba asociada con la empresa Haarlem Universal Corporation, supuestamente especializada "en la compra de bonos y divisas desde 1969", lo que les permitió lograr "que personas de diferentes partes del mundo invirtieran más de cincuenta millones de dólares", destacó la PGR.

Armamento clandestino

Por otra parte, agentes de la PGR detuvieron en un cruce fronterizo de la norteña Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, al estadounidense Richard Raymond Medina Torres, quien intentó introducir clandestinamente al país armamento de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

La detención se produjo en la garita aduanal del Puente Internacional Córdoba-Las Américas, cuando los agentes hicieron una revisión de rutina a Medina Torres, quien conducía un automóvil con placas de California y se identificó con una credencial de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

En el vehículo y en poder del sujeto, los agentes descubrieron un estuche de color plateado con un rifle AR-15, 13 cargadores y 101 cartuchos útiles.

Medina Torres fue trasladado al Centro de Readaptación Social para Adultos de Ciudad Juárez.

El estadounidense se enfrenta a una condena de 5 a 30 años de prisión por introducir de manera clandestina al país las armas y la munición, además de cargos por el porte de armamento sin permiso, que conllevan penas de 4 a 15 años de cárcel.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad