publicidad

Castañeda desmintió ser espía

Castañeda desmintió ser espía

El ex canciller de México Jorge Castañeda desmintió que hubiese espiado para los servicios secretos cubanos.

Expedientes secretos

El ex canciller de México Jorge Castañeda desmintió a un diario estadounidense que hubiese espiado para los servicios secretos cubanos durante un período de al menos tres años en su juventud, tal como informó un periódico mexicano."La versión es completamente falsa", declaró Castañeda, de 54 años, en declaraciones publicadas por el diario El Nuevo Herald, de Miami.

Según publicó el lunes el periódico mexicano El Universal, Castañeda, que en su juventud fue militante comunista, fue reclutado por los servicios de inteligencia de Cuba en 1979 y proporcionó al Gobierno de ese país información estratégica durante más de tres años.

El diario mexicano detalla los documentos contenidos en un expediente de 200 páginas que guardaba la desaparecida Dirección General de Seguridad (DFS) de México.

La investigación del diario mexicano, que se centró en documentos de la DFS datados entre 1979 y 1985, revela que Castañeda Gutman presionó a su padre, Jorge Castañeda y Álvarez de la Rosa, cuando este era canciller, de forma "altanera, exigente, denigrante" para que tomara decisiones de política exterior favorables a Cuba.

Defender intereses de México

"Yo colaboraba con mi padre como enlace y contacto con las izquierdas latinoamericanas, con pleno conocimiento de él y del presidente (José) López Portillo, siempre defendiendo los intereses de México y, más bien, desde entonces, contra la visión cubana para la región", indicó Jorge Castañeda a El Nuevo Herald.

publicidad

El contacto con Castañeda para que trabajase como espía lo hizo Jorge Luis Joa Campos, director de los servicios de inteligencia cubanos en México en aquella época, después de que fuera "puesto a prueba durante varios meses", según El Universal.

Castañeda, quien fue canciller con el presidente de Vicente Fox desde el año 2000 al 2003, señaló al diario de Miami que le sorprendía que El Universal se hiciera eco de los documentos en posesión de la DFS, "una de las instituciones más desacreditadas de la historia reciente de México".

Páginas elinimadas

Los documentos en los que se basó la investigación, un expediente de 215 páginas, están firmados por el que fuera director de la DFS, Miguel Nazar Haro.

Sin embargo, el diario advierte de que 37 páginas fueron eliminadas de la versión pública del expediente por considerar que contenían datos personales y confidenciales.

Se defendió

"Resulta extraña la coincidencia en el tiempo de la publicación de viejos documentos con la audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde por primera vez será juzgado el Estado mexicano por violar los derechos de un mexicano", destacó Castañeda a El Nuevo Herald.

Antes de las elecciones de 2006 Castañeda quiso inscribirse como candidato independiente a la presidencia de México, posibilidad que le fue vedada por la Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN) en agosto de 2005.

publicidad

El ex canciller llevó el caso a la CIDH, que a su vez lo remitió a la Corte Interamericana, que el próximo 8 de febrero decidirá sobre el fondo del asunto en San José de Costa Rica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad