publicidad

Cardenal mexicano en caso de p

Cardenal mexicano en caso de p

El cardenal primado de México, Norberto Rivera, fue interrogado por un representante de la Corte Superior de EU.

Más de nueve horas

CIUDAD DE MÉXICO - El cardenal mexicano Norberto Rivera rindió la víspera en la capital mexicana una declaración sobre una causa judicial abierta en contra suya en Estados Unidos en relación con un presunto delito de pederastia supuestamente cometido por un sacerdote mexicano.

Durante más de nueve horas y a puerta cerrada el prelado rindió en la capital mexicana la declaración ante un grupo de abogados y un representante de la Corte de Los Ángeles que se trasladó al país latinoamericano.

El alto jerarca católico llegó a las instalaciones de la Archidiócesis mexicana, donde fue el interrogatorio, poco antes de las 09.00 horas locales, y a las 18.25 horas locales se retiró por una puerta trasera para evitar a la prensa.

El portavoz del Arzobispado Primado de México, Hugo Valdemar, se presentó en estas instalaciones para atender a la prensa y aseguró que el testimonio de Rivera es confidencial y que fue con la intención de colaborar en la resolución de los jueces estadounidenses en el caso.

El 24 de septiembre pasado el mexicano Joaquín Aguilar interpuso una demanda en el Tribunal Superior de Los Ángeles para iniciar un juicio en contra de el sacerdote Nicolás Aguilar, quien presuntamente abuso de él en 1994 en la capital mexicana cuando era monaguillo.

El querellante justificó que su acción se hiciera fuera de México alegando en Estados Unidos porque allí hubo varios casos de abusos sexuales presuntamente cometidos por Nicolás Aguilar siendo sacerdote en ese país.

publicidad

El demandante alega que trató de llevar el caso ante la justicia mexicana pero se lo impidieron.

Valdemar informó que el próximo viernes y, de manera recíproca, comparecerá Joaquín Aguilar, para que responda un cuestionario que presentará la defensa del cardenal, que encabeza Steven R. Selsberg.

"Esta es una etapa previa y solamente se está determinando la jurisdicción", añadió.

Valdemar defendió la inocencia de Rivera, dijo que la Iglesia mexicana no protege a pederastas, y señaló que en el caso particular "no hay lugar al juicio" por supuesto encubrimiento por parte de Rivera a Nicolás Aguilar, quien está prófugo de la justicia mexicana.

El cura Nicolás Aguilar está acusado de pederastia en Estados Unidos. Los cargos implican además de a Rivera al cardenal de Los Ángeles, Roger Mahony.

Sobre Rivera, Valdemar considera: "no tenía responsabilidad sobre este mal sacerdote", en referencia a Nicolás Aguilar. Y por ende, opina que no tienen por qué imputarle un delito con el que, a su juicio, no está relacionado.

El portavoz eclesiástico atacó a quienes están promoviendo el juicio, y cree que es una iniciativa con la que se quiere calumniar a la Iglesia.

Esta mañana el activista de la Red de Sobrevivientes de Abusos de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés), Erick Barragán, en un principio logró introducirse en el procedimiento pero fue expulsado del recinto.

publicidad

El portavoz del cardenal rechazó esa incursión y señaló que el interrogatorio voluntario se llevó a cabo en presencia de abogados de las partes implicadas.

Posteriormente, Barragán confió ante la prensa que el resultado de las diligencias de hoy permitan a la Corte de California recabar "evidencias suficientes para aclarar" el caso.

La próxima cita de la Corte de Estados Unidos que juzga el caso está prevista para el 11 de septiembre, a donde Valdemar confía que no tenga que ir el cardenal Norberto Rivera.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad