publicidad

Cantante Joan Sebastian negó vínculos con narcotráfico; cártel se deslinda de crimen

Cantante Joan Sebastian negó vínculos con narcotráfico; cártel se deslinda de crimen

El cantante y compositor mexicano dijo que no es narcotraficante y pidió justicia para esclarecer la muerte de su hijo.

¿Quién lo mató?

MÉXICO - Con la voz enérgica y a veces entrecortada, el cantante y compositor mexicano Joan Sebastian, ganador del Grammy latino, negó el jueves tener nexos con el narcotráfico al reclamar a las autoridades atrapar a quienes asesinaron a su hijo el sábado en un bar de la turística ciudad de Cuernavaca (centro).

"No sé cuántos enredos traigan los carteles, no sé nada de eso. Yo no soy narcotraficante", dijo Joan Sebastian en una conferencia de prensa en su rancho (hacienda) cercano a la ciudad de Taxco, 170 km al suroeste de la capital mexicana.

Juan Sebastián Figueroa, de 32 años e hijo del compositor, fue asesinado en la madrugada del sábado durante un incidente reportado formalmente como una discusión con empleados que le negaron el ingreso a una discoteca.

Pero esta semana han aparecido varios letreros públicos en la autopista que une a Cuernavaca con el balneario de Acapulco, en los que supuestamente un cártel del narcotráfico se atribuye haber ajusticiado a la persona que disparó contra el hijo del cantante.

"No se dejen engañar por las autoridades militares, federales, estatales y municipales, diciendo que el CPS es responsable de la muerte de Juan Sebastian como se los quieren hacer creer", se leía en parte del mensaje escrito que fue hallado en Cuernavaca, capital del estado central de Morelos y donde fue asesinado el hijo del cantante. Sin embargo, las autoridades no han señalado responsables.

publicidad

Agarren al asesino

"Yo no necesito seguridad, yo no necesito protección, yo no tengo enemigos. Ayúdenme buscando inmediatamente al agresor. Ayúdenme deteniendo al responsable y no tergiversando los hechos", afirmó Joan Sebastian en una rueda de prensa en su rancho ubicado en Teacalco, en el estado de Guerrero, en los límites con Morelos.

"No sé quién es el asesino de mi hijo, y hay tantas versiones que no sé qué creer, a mí lo que me importa es que agarren al asesino", añadió el autor de "25 rosas" y de decenas de canciones de música popular mexicana que alcanzaron el éxito en su voz y en la intérpretes como Vicente y Alejandro Fernández.

Es la segunda vez

El artista dijo que para su familia es una situación dolorosa. Este es su segundo hijo asesinado; el primero, Trigo Figueroa, murió hace cuatro años a la salida de un concierto de su padre en Texas, sur de Estados Unidos.

Reconoció que en al menos tres ocasiones se le ha vinculado con el crimen organizado y con lujo de detalles explicó que la primera vez fue cuando consideraba la posibilidad de aspirar a la gobernación del estado de Morelos.

Aseguró que entonces adversarios políticos comenzaron a decir que traía drogas a su rancho para luego distribuirlas. La segunda vez fue tras la muerte de su hijo Trigo, y ahora nuevamente con la muerte de Juan Sebastián.

publicidad

Dijo que le consta la respuesta del gobierno federal en contra del tráfico ilegal de drogas porque esta semana, cuando todavía estaba en Estados Unidos en el velorio de su hijo, 150 soldados del ejército mexicano llegaron a una de sus propiedades "para escudriñar".

Las manos limpias

"Estoy tan de acuerdo que lamento no haber estado aquí para que me revisaran hasta debajo de la lengua", expresó.

Al llegar el ejército a su rancho, "encontraron 500 hombres y estaban armados, sí, con picos, palas, machetes, martillos y cinceles, labrando un sueño ... y construyendo un México honrado y trabajador", señaló.

Reconoció amasar una fortuna de "millones de dólares", que atribuyó a sus 30 años de carrera artística, y aseguró que tanto en Estados Unidos como en México ha pagado sus impuestos.

"He invertido en mi país porque creo en mi país", apuntó.

Al preguntársele cómo se sobrepondría de esta segunda pérdida, Joan Sebastian respondió que aunque no tiene vocación de santo, "después de lo sucedido puedo concluir que la purificación del alma es un proceso largo y doloroso y acepto con resignación lo que la vida me mande".

Hablaron antes de morir

Recordó que dos días antes de la muerte de Juan Sebastián estuvo hablando con éste y con otro de sus hijos, José Manuel, sobre los sueños, proyectos y frustraciones cuando salió el tema de la muerte de Trigo y precisamente Juan Sebastián le decía que no debían albergar resentimientos ni buscar venganza.

publicidad

"Eso me llena de paz y me ayuda a cargar con lo que tengo que cargar", concluyó.

En los últimos años han sido asesinados varios músicos, principalmente del género de corridos, en presuntos ajustes de cuentas de narcotraficantes, a quienes les gusta que les sean dedicados "narcocorridos".

En diciembre pasado, varios intérpretes de corridos fueron detenidos durante un operativo de infantes de Marina que irrumpieron en una fiesta que celebraban capos del narcotráfico, entre ellos Arturo Beltrán Leyva y Edgar Valdés, alias "La Barbie".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad