publicidad
.

Cañón del Sumidero sucio logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

Cañón del Sumidero sucio

Cañón del Sumidero sucio

El Cañón del Sumidero, uno de atractivos turísticos de estado de Chiapas, enfrenta graves problemas de contaminación.

Afecta al turismo

TUXTLA GUTIÉRREZ, México - El Cañón del Sumidero, uno de los principales atractivos turísticos del sureño estado de Chiapas, enfrenta graves problemas de contaminación a consecuencia de las 5 mil toneladas de basura que acumulan sus aguas cada año.

Arrastrada por la lluvia de la temporada, la basura procedente de unos 14 municipios de la zona satura este canal, que forma parte del cauce del Río Grijalva, impide la navegación de los turistas y obstaculiza el tránsito de los cocodrilos de la zona.

En las partes con mayor densidad de basura, el agua queda totalmente oculta y las aves se pasean entre los despojos y los troncos arrastrados por las corrientes.

Según las autoridades federales y estatales de Chiapas, este problema, que se repite cada año en la época de las lluvias, es consecuencia de la desembocadura de aguas sucias y residuos orgánicos e inorgánicos que arrastran al menos 14 municipios a causa de las "fuertes" precipitaciones.

Arrastrada por lluvias

Violeta Corzo, portavoz de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), dijo que de las 5 mil toneladas de residuos extraídos anualmente, el 85 por ciento es madera arrastrada por la corriente, un 10 por ciento piedras y lodo y un 5 por ciento plásticos y otros residuos inorgánicos.

"El problema de la basura no es un problema del Cañón sino de un mal manejo de residuos sólidos urbanos principalmente", dijo la representante de CONANP, para quien la conservación de las áreas depende de la participación e implicación de los habitantes de los municipios cercanos.

publicidad

El pasado mes de agosto se acumularon más de 700 toneladas de desechos en el río Grijalva y hasta la fecha sólo se ha logrado recolectar unas 234,4 toneladas, según explicó el secretario local de Turismo, José Luis Zebadúa.

Tareas de limpieza

El pasado 9 de septiembre se declaró una "alerta" para iniciar los trabajos de limpieza de este paraje en los que participan 700 personas procedentes del gobierno de Chiapas, de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena).

Zabadúa aseguró que en quince días se podrá desbloquear el cañón y retirar las casi 500 toneladas de basura que aún flotan en sus aguas.

El lugar enfrenta otro problema de contaminación por la llegada de aguas negras aunque, según Zabadúa, gracias al programa de tratamiento de las mismas, su grado de contaminación no es "grave".

Atractivo natural

El Cañón del Sumidero, que fue declarado Parque Nacional en 1980, es considerado uno de los sitios turísticos más visitados en Chiapas y se localiza a unos 6.2 millas de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado.

Se trata de una falla geológica, con paredes abruptas y vegetación selvática, que alcanza hasta los 3,280 pies de altura y que cuenta con variedad de animales, entre ellos cocodrilos, aves y mamíferos como monos araña y pumas.

Derramas económicas

publicidad

El Parque Nacional Cañón del Sumidero pertenece a una cuenca de ríos en los que desembocan los afluentes de más de catorce municipios entre ellos San Fernando, Villaflores, Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo, San Lucas y Venustiano Carranza.

Este parque ecológico recibe cada año más de 400 mil visitantes, que dejan unos beneficios de unos 20 millones de pesos (unos 2 millones de dólares), cifra inferior al coste del tratamiento de aguas sucias y recolección de basura que asciende a 26 millones de pesos anuales (unos 2,3 millones de dólares).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad