publicidad

Campesino se inmoló durante pr

Campesino se inmoló durante pr

El activista, quien protestaba por un conflicto agrario, se prendió fuego y murió más tarde en un hospital por graves quemaduras.

Graves quemaduras

VERACRUZ, México - El activista de una organización campesina que se prendió fuego ayer frente a la sede del gobierno del estado mexicano de Veracruz, en el este del país, para protestar porque las autoridades no solucionan un conflicto agrario, murió hoy a consecuencia de sus quemaduras, informaron fuentes oficiales.

El presidente de la Comisión Pro Derechos Humanos de la Sierra de Soteapan, Ramiro Guillén Tapia, murió en el Hospital Civil "Luis F Nachón" de la ciudad de Xalapa, capital del estado.

Fuentes del hospital dijeron a Efe que el dirigente campesino, un indígena de la etnia popoluca, presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el 90 por ciento de su cuerpo, y que sus vías respiratorias estaban quemadas.

El activista se roció ayer gasolina y se prendió fuego para protestar porque las autoridades no solucionan un conflicto agrario de la comunidad de Ocozotepec del municipio de Soteapan, que lo afecta directamente.

Un grupo de indígenas liderados por Guillén invadió hace unos cinco años unas 250 hectáreas de tierra, que pertenecían a otro grupo con el que se enfrascaron en una disputa legal.

Había solución

En un comunicado de prensa, el Gobierno de Veracruz se mostró hoy extrañado por la decisión del activista de prenderse fuego.

Según las autoridades locales, el gobierno de Veracruz había logrado que los propietarios del terreno pagaran el equivalente en pesos de unos $204 mil al grupo encabezado por Guillén para que abandonaran las tierras invadidas.

publicidad

Supuestamente el líder campesino había firmado y aceptado el acuerdo, según las fuentes oficiales.

Además, el ejecutivo local manifestó que Guillén y sus acompañantes habían sido atendidos el mismo día en que decidió prenderse fuego por varios funcionarios de la Subsecretaría de Gobierno.

Sin embargo, "rechazó el diálogo y exigió la presencia de Alberto Meza Abud, delegado de la Reforma Agraria, abandonó el recinto y nuevamente se dirigió a la Plaza Lerdo", donde finalmente se roció gasolina, explicó el texto oficial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad