publicidad

Campesino en prisión recibirá

Campesino en prisión recibirá

Ignacio del Valle, recluido en una cárcel de alta seguridad, será reconocido como por organismos de derechos humanos.

Premio Sergio Méndez Arceo

CIUDAD DE MÉXICO - A pesar de las acusaciones de secuestro y ataques en su contra, el campesino Ignacio del Valle, sentenciado a 67 años de cárcel en una prisión de máxima seguridad, ha sido condecorado como luchador social por distintas organismos de derechos humanos.Más de 40 organizaciones no gubernamentales hicieron entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos Don Sergio Méndez Arceo, como un reconocimiento a su labor como líder social por la defensa de las tierras de su comunidad.

Según la vocera de las organizaciones convocantes, Soila Luna, Del Valle fue seleccionado entre siete nominaciones presentadas este año para el premio, que se entrega en honor a Sergio Méndez, ex obispo de Cuernavaca, considerado uno de los pioneros en la defensa de los derechos humanos en México y América Latina.

"Los derechos humanos y su defensa forman parte del discurso de los políticos, pero aún vemos que se siguen cometiendo actos igual de violentos en contra de la sociedad e incluso de la gente dedicada a la defensa de los derechos sociales", manifestó Luna en conferencia con los medios de comunicación.

Abusos policiales

Ignacio del Valle fue detenido en mayo de 2006,  mientras lideraba un movimiento en apoyo a los comuneros del pueblo de San Salvador Atenco, al oriente de la capital, y trasladado al penal de La Palma, el centro de reclusión federal de mayor seguridad en el país.

publicidad

Un informe de la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) denunció que su aprehensión, así como la de 204 de sus compañeros, estuvo rodeada de una serie de abusos policiales que todavía “se encuentran impunes”.

Según el documento, cuya copia se encuentra en poder de Univision Online, el conflicto comenzó cuando un grupo de campesinos que intentaban vender sus flores fue desalojado violentamente del mercado municipal por miembros de la policía, en vísperas del Día de las Madres.

Con gases y golpes

Entonces los pobladores del lugar, liderados por Del Valle, se enfrentaron con los agentes en un intento por defender a sus vecinos y bloquearon los principales accesos a la comunidad. Durante la trifulca resultaron muertos dos jóvenes rebeldes a manos de los agentes, mientras que algunos policías fueron retenidos por los habitantes del pueblo.

Como respuesta, 500 efectivos incursionaron en Atenco, “lanzando gases lacrimógenos y golpeando con macanas y patadas a las mujeres y hombres que se encontraban ahí”. Entre los detenidos figuraba Ignacio del Valle quien fue llevado a prisión.

Organizaciones de Derechos Humanos, como la CCIODH,  denunciaron que durante el traslado a la cárcel, los 204 detenidos, entre ellos nueve menores y cinco extranjeros, fueron víctimas de violaciones de sus derechos, pues tanto “hombres como mujeres detenidas fueron torturadas, violadas y abusadas sexualmente”.

publicidad

Del Valle ingresó al penal de Almoloya  el 4 de mayo acusado de secuestro de un funcionario, lesiones en agravio de integrantes de policías federales y por ataques a las vías generales de comunicación, penas que no alcanzan fianza y podrían alcanzar hasta 60 años de prisión.

El ejemplo de Abu Ghraib

En La Palma están recluidos los delincuentes más peligrosos de México, entre ellos, capos de las drogas; así como Daniel Arizmendi “El Mochaorejas”, líder de una temida banda de secuestradores; Mario Aburto, presunto asesino del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio y el líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca  (APPO), Flavio Sosa. Con ellos comparte presidio Ignacio del Valle.

Según Catarino Torres, uno de los dirigentes de la APPO y compañero de cautiverio de Del Valle durante algunos meses, el nivel de vida en Almoloya, como también se le conoce a esta prisión, es equiparable a las condiciones de la cárcel de Abu Ghraib, en Irak.

“Aquí impera la negación a toda norma, la violación a todo derecho humano, aquí el único patrón es el caos y en esas condiciones vive Del Valle desde hace 12 meses, alejado de su familia e incluso de sus propios pensamientos”, comentó Torres en entrevista.

De acuerdo con su experiencia en Almoloya, las condiciones de supervivencia provocan que los suicidios entre los internos estén a la orden del día: “yo calculo que dentro de esta prisión algún reo se quita la vida cada dos o tres meses, debido a la alta presión y las pésimas condiciones en que se mantienen”.

publicidad

Entre revisiones y burlas

“Cada que algún reo sale o entra a su celda es sometido a revisiones que derivan en la burla”, recordó, “te bajan el pantalón, te revisan las nalgas, el ano y los genitales; pero en ocasiones fuerzan a que esas revisiones sean hechas por los demás compañeros, violando la intimidad de los internos”.

Lo mismo ocurre con las visitas, dijo, “sean hombres, mujeres o niños, antes de ingresar al penal son desvestidos y revisados, son objeto de burlas por los encargados de la seguridad de la prisión”.

“Ahí dentro los reos no pueden hablar, deben caminar sin levantar la mirada y con las manos atrás, mencionó Torres quien recordó que durante su estancia se las ingenió para charlar con Ignacio del Valle en algunas ocasiones.

Un símbolo de lucha

“Nacho es un símbolo de la lucha campesina. Lo conozco desde 2000 cuando participamos juntos en los movimientos en contra de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México (municipio de Texcoco)” indicó Torres.

En ese entonces, Del Valle protagonizó otra trifulca con las autoridades pues lideró a los campesinos en contra de la expropiación de sus tierras para edificar el proyecto.

Según Torres, quien recientemente fue liberado, “por eso fue un gusto inmenso encontrarme con Ignacio del Valle en prisión, todavía recuerdo las escuetas conversaciones que manteníamos en los patios a través de las ventanas de las celdas, con el temor de ser sorprendidos por los carceleros y castigados”.

publicidad

“Su ejemplo de resistencia es inspirador para otros movimientos sociales y campesinos del país, un ejemplo de lucha contra las injusticias al pueblo, a pesar del riesgo de morir en la lucha o de ser encarcelado”, indicó el líder de la APPO.

Delitos impunes

Pero la situación de los luchadores de Atenco es aún más preocupante. Según Jaime Almazán, comisionado estatal de Derechos Humanos, los delitos cometidos contra los muertos y detenidos de Atenco siguen impunes.

“A un año de los sucesos, las indagatorias sobre los hechos duermen en los sueños de los justos” explicó y es poco probable que se de con los policías responsables de la muerte del estudiante Alexis Benhumea y del joven de 14 años, Javier Cortés.

Al contrario, los delitos del pueblo si son castigados y con gran fuerza,  indicó un miembro del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra  (FTPD, organización afín del movimiento de Atenco) que no quiso ser identificado.

“América del Valle, hija de don Ignacio, continúa siendo vigilada y perseguida por las autoridades, los amparos que han logrado los líderes del movimiento no han sido cumplimentados y los compañeros que siguen en prisión permanecen en condiciones que vulneran sus derechos”, indicó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad