publicidad

Calderón admitió que enfrenta "una guerra cada vez más cruenta"

Calderón admitió que enfrenta "una guerra cada vez más cruenta"

El presidente Felipe Calderón admite que México enfrenta "una guerra cada vez más cruenta".

Principal amenaza

MEXICO -  El presidente Felipe Calderón reconoció que en el último año se ha registrado un "recrudecimiento" de la violencia del crimen organizado y aunque consideró que la situación no cambiará rápidamente, aseguró que sí es posible someter a los delincuentes.

En un mensaje con motivo de su cuarto informe de gobierno, el mandatario ratificó que la delincuencia se ha vuelto "la principal amenaza" para la paz de los mexicanos y llamó a todos los sectores a cerrar filas contra el crimen, que si bien ha recibido importantes golpes durante su administración, en los últimos días también provocó una de las peores masacres al asesinar a 72 migrantes.

"Soy plenamente consciente de que en este último año el problema de la violencia se ha recrudecido", dijo Calderón, aunque consideró que vale la pena mantener el combate "por el sólo hecho de que lo que está en juego es la seguridad de los ciudadanos".

Frente a líderes políticos y representantes de distintos sectores de la sociedad reunidos en el Palacio Nacional de la capital mexicana, Calderón subrayó que "si queremos que los ciudadanos del mañana tengan un México seguro, debemos asumir hoy los costos de lograrlo".

Atribuyó la espiral violenta a "una guerra cada vez más cruenta" entre los grupos del crimen organizado que se disputan nuevos territorios, pero también a la acción del gobierno que se ha traducido en la detención o muerte de algunos de los principales barones de las drogas.

publicidad

"Este proceso de confrontación debilita a esos grupos, pero genera enorme intranquilidad y zozobra en la sociedad", señaló el mandatario, que el miércoles envió al Congreso su informe de gobierno por escrito.

Pocas horas después del IV Informe de Gobierno se informó de la muerte de 25 pistoleros en un enfrentamiento en una hacienda de los alrededores de Ciudad Mier (noroeste), fronteriza con Estados Unidos y ubicada en Tamaulipas, el estado donde la semana pasada se descubrió la matanza de 72 migrantes de Centro y Sudamérica.

Captura de 'La Barbie'

"La captura o abatimiento de importantes líderes criminales ha generado en esas organizaciones delincuenciales expresiones de mayor desesperación", subrayó Calderón, al recordar que 125 capos y lugartenientes han muerto o han sido capturados por su gobierno.

El último gran golpe del gobierno de Calderón ocurrió esta misma semana con captura de Edgar Valdez Villarreal, alias "La Barbie", señalado como uno de los presuntos capos de la droga más sanguinarios y supuesto responsable de traficar hasta una tonelada de cocaína al mes.

En un primer interrogatorio, que la policía ha comenzado a divulgar en partes editadas, "La Barbie" declaró que la guerra entre carteles comenzó cuando Joaquín "El Chapo" Guzmán rompió un pacto y comenzó a pelear en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos y controlada por el cértel de Juárez.

publicidad

El abogado de Valdez, Kent Schaffer, se reunió con su cliente el jueves por primera vez y dijo que las declaraciones en el interrogatorio le fueron entregadas a su cliente por la policía.

"Las cosas que dijo se las imprimieron y él las leyó", afirmó Schaffer.

El abogado anunció que solicitará la deportación de Valdez, un estadounidense que se encuentra indocumentado en México, para que sea procesado en Estados Unidos.

A partir de sus declaraciones, la Policía Federal ha dicho que en 2007 hubo una reunión de los líderes de los principales carteles de las drogas en el centro del país para establecer un acuerdo.

La detención de "La Barbie" ocurrió una semana después de que las autoridades localizaron los cadáveres de 72 migrantes masacrados en el norte de Tamaulipas, en un hecho no visto con anterioridad y atribuido al cartel de Los Zetas presuntamente porque los indocumentados no aceptaron sumarse a sus filas.

"La barbarie cometida en contra de migrantes hace unos días es una expresión más de esta diversificación criminal", dijo Calderón.

La violencia atribuida al crimen organizado y el narcotráfico ha dejado más de 28,000 muertos en todo el país, aunque el gobierno sostiene que la gran mayoría eran personas vinculadas de alguna forma a la delincuencia.

Criticas políticas

publicidad

La oposición e incluso miembros del gobernante Partido Acción Nacional (PAN, centroderecha) cuestionan que Calderón se centre tanto en la confrontación.

Esta estrategia, dicen, sólo consigue amplificar la violencia para el ciudadano de a pie expuesto a bloqueos de calles y carreteras, al espectáculo de cadáveres desmembrados y más recientemente a los atentados con coches bomba, que ascienden a tres en lo que va del año.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad