publicidad

Asesinado jefe antisecuestros

Asesinado jefe antisecuestros

Un comandante del grupo Antisecuestros de la Policía Judicial de la Ciudad de México fue asesinado en el DF.

Interceptado en la calle

MÉXICO - Un comandante del grupo Antisecuestros de la Policía Judicial de la Ciudad de México fue asesinado en la madrugada del viernes por desconocidos en la capital mexicana, con lo que suman cuatro crímenes de mandos policiales en 10 días en esta urbe.Esteban Robles "fue interceptado por cuatro sujetos a bordo de una camioneta, quienes le dispararon en el cuerpo", informó la Procuraduría de justicia local.

El ataque se produjo en un cruce de calles "a las 7H30 horas (12H30 GMT) aproximadamente cuando (Robles) se dirigía a su trabajo", precisó la dependencia.

Tras la agresión, Robles fue trasladado aún con vida a un hospital, pero pocos minutos después se informó de su fallecimiento a consecuencia de los impactos de bala que recibió en la cabeza, el cuello y el tórax.

En total, el agente recibió ocho impactos de bala, seis en el pecho y dos en la cabeza.

Esteban Robles Espinoza, de 52 años,  se desempeñó, de 1999 al 2003, como comandante del Grupo Antisecuestros y hasta hoy era el encargado de la Policía Judicial en Gustavo A. Madero, según dieron a conocer fuentes de la dependencia.

Este crimen se produce cuando México todavía está conmocionado por el asesinato de uno de los máximos responsables policiales de la lucha contra el crimen organizado, el jefe interino de la Policía Federal Preventiva (PFP) Edgar Eusebio Millán.

publicidad

Millán, que fue homenajeado por el presidente Felipe Calderón, fue emboscado y tiroteado en la madrugada del jueves cuando llegaba a su casa en un crimen que las primeras investigaciones relacionan con una venganza por la detención el 30 de abril de 13 miembros del cártel de Sinaloa.

El de Robles es el cuarto asesinato de un mando policial en la capital mexicana en las dos últimas semanas, pues los días 1 y 2 de mayo fueron ejecutados el comandante de la PFP Roberto Velasco, tiroteado también en su casa, y el inspector de la misma corporación José Aristeo López.

La violencia generada por el crimen organizado en México ha recrudecido desde el pasado fin de semana y en ocho días han sido ejecutadas alrededor de un centenar de personas, según recuentos de la prensa.

Otro de los puntos más conflictivos del país, Ciudad Juárez (noroeste), fronteriza con Estados Unidos, vivió entre el jueves y el viernes otra noche de violencia en la que murieron cinco personas y varios lesionados, incluidos cuatro policías.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad