publicidad

Arrestan a joven que asesinó a su hermana y a su madre

Arrestan a joven que asesinó a su hermana y a su madre

Anastasia Lechtchenka confesó haber matado a su madre y hermana argumentando que la tenían embrujada.

Arrestan a joven que asesinó a su hermana y a su madre Univision

Autoridades de México detuvieron el viernes a una joven de padres rusos por el homicidio de su madre y hermana, quienes aparecieron decapitadas la semana pasada en su casa de Tijuana (noroeste), informó una fuente la fiscalía del estado de Baja California.

El juzgado que lleva el caso recibió de los fiscales 11 dictámenes y "de acuerdo a la investigación, Anastasia Lechtchenko actuó sola, no hay terceras personas como partícipes en los crímenes", indicó José María González, subprocurador contra la delincuencia organizada de la fiscalía estatal.

Lea: Autoridades mexicanas no detienen a joven rusa que confesó haber decapitado a su familia.

"Con ayuda de gente a través de las redes sociales", la joven de 19 años fue detenida en un parque, a unas cinco calles de donde el 8 de junio presuntamente cometió los homicidios de su madre, Yuliya Masney Safonchik de 45 años, y su hermana, Valeria Lechtchenko de 12 años, detalló el funcionario.

La joven fue acusada de homicidio calificado en razón de parentesco y fue encarcelada en la penitenciaría de La Mesa, ubicada en Tijuana, una ciudad que colinda con la estadounidense San Diego, California.

Según las autoridades, Anastasia Lechtchenko confesó haber matado a su madre y hermana argumentando que la tenían embrujada.

Al salir de la comandancia la tarde del viernes, Anastasia, de tes blanca y cabello rubio, lucía en calma y en todo momento guardó silencio. Vestía una blusa gris con rosa, pantalón de mezclilla y tenis azules.

publicidad

Las autoridades hallaron el 10 de junio los cuerpos de su madre y hermana en una casa del barrio de clase media Playas de Tijuana, luego de que los vecinos alertaron sobre el mal olor que despedía el lugar.

Los cadáveres estaban decapitados, desmembrados y guardados en bolsas de plástico para basura, mientras que el cuerpo de la niña ya no tenía ojos.

Tras el macabro hallazgo, la joven estuvo libre nueve días porque una juez estimó que no había pruebas suficientes para aprehenderla.

Los padres de Anastasia, ambos de origen ruso, fueron acróbatas en los circos Ruso de Moscú y Atayde y desde hace trece años se instalaron en Tijuana, aunque el padre -Igor Lechtchenko- vivía separado de la familia desde hace tres años.

Anastasia Lechtchenko y su hermana nacieron en San Luis Potosí.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad