publicidad

Anciana mexicana a prisión por fraude

Anciana mexicana a prisión por fraude

Una mujer de 82 años fue encarcelada, acusada de comprar al menos seis autos de lujo con cheques sin fondos.

'Próspera empresaria'

MÉXICO - Una mujer mexicana de 82 años ingresó en prisión acusada de haber adquirido al menos seis automóviles de lujo con cheques sin fondos, informó la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Graciela Guevara Flores contactaba con personas que ponían un auto a la venta y se presentaba ante ellos con nombre falso y bajo el argumento de que el vehículo iba a ser un regalo para su nieta.

La mujer se hacía pasar por próspera empresaria, vestía finamente y siempre iba acompañada por un individuo al que presentaba como su chófer.

Así convencía a sus víctimas de que en breve accedieran a recibir un cheque de caja depositado en su cuenta bancaria y, sin más garantías de pago, le entregaran los documentos y el vehículo.

Acompañada por supuesto chofer

El desconocimiento por parte de las víctimas del trámite del depósito bancario, que se comprueba y se hace efectivo dos días después, era el sistema utilizado por la octogenaria y su cómplice para cometer el delito de fraude.

Cuando esta estrategia no funcionaba, el supuesto chófer que la acompañaba amenazaba a su víctima con un arma de fuego, la obligaba a firmar las facturas y la despojaba de los documentos y del auto.

Una fuerte discusión entre la anciana y un vendedor agraviado fuera de una sucursal bancaria llamó la atención la policía, que tuvo conocimiento del rebote de un cheque girado por la presunta timadora por la supuesta venta de un auto Mini Cooper.

publicidad

El afectado expuso que unos días antes anunció la venta de su vehículo en un periódico y, tras ser contactado por la anciana, quedaron en verse en una sucursal bancaria, donde la mujer depositó un cheque.

Al verificar el vendedor el ingreso a su cuenta del depósito, entregó los papeles del coche debidamente firmados. Pasados dos días, la víctima no pudo acceder a los fondos.

Las investigaciones dieron cuenta de que había al menos seis denuncias de casos en los que se había empleado ese mismo "modus operandi" y se estableció que la mujer estaba involucrada en los fraudes.

La anciana fue identificada por más personas agraviadas, por lo que tras reunir las pruebas en su contra por los delitos de fraude y robo calificado, fue encarcelada en el penal femenino de Santa Martha Acatitla, en la capital mexicana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad