publicidad

Alcalde mexicano admite que compraba información a capo para limpiar su zona

Alcalde mexicano admite que compraba información a capo para limpiar su zona

El polémico alcalde Mauricio Fernández aseguró que compraba información a un capo para limpiar su municipio.

Los sucios limpian

MONTERREY - El polémico alcalde de la localidad de San Pedro Garza García, en el estado de Nuevo León, Mauricio Fernández, aseguró que compraba información a un capo de la droga para limpiar su municipio de secuestradores y traficantes de drogas rivales.

"En la zona metropolitana de Monterrey (capital de Nuevo León) hay una red de Zetas (el antiguo brazo armado del Cártel del Golfo) que tiene una década operando y, si hay un grupo que me ayude a eliminarlos con información, bienvenidos esos datos", argumentó Fernández en una rueda de prensa.

Fernández, quien hace unos meses provocó un escándalo nacional al anunciar que limpiaría su municipio de narcotraficantes usando "grupos rudos de limpieza", aceptó que desde enero tenía como informante a Alberto Mendoza Contreras, "el Chico Malo", jefe del Cártel de los Beltrán Leyva en Nuevo León.

El viernes pasado, infantes de la Armada mexicana capturaron a Mendoza Contreras y a su lugarteniente Hugo López Reyes, quienes operaban en el municipio de San Pedro Garza García.

La Secretaría de Marina consideraba al Chico Malo como un capo que operaba para los jefes de otros cárteles como Nacho Coronel y Juan Esparroagoza, "el Azul", localizando personas que les interesaba ubicar a esos grupos.

Informante capturado

"Si alguien me trae información valiosa que me ayude a un San Pedro más seguro, yo la compro", dijo Fernández al reconocer que Mendoza Contreras entregaba información a sus "grupos rudos" para ubicar a secuestradores, bandas dedicadas a extorsionar empresarios, robar autos o vender droga.

publicidad

El alcalde afirmó que incluso si un grupo de la delincuencia organizada le da información para atrapar a otros, es bienvenida. "Si el demonio me da información, la compro", sostuvo.

"El municipio pagó a los informantes por información valiosa. En algunos casos sí pagamos y en otros no. Dependía si eran datos que valieran la pena", precisó.

Aseguró que, para él, es muy importante el servicio de inteligencia y que todos los municipios deberían de contar con él.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad