publicidad

Activista Cipriana Jurado pidió asilo a EU

Activista Cipriana Jurado pidió asilo a EU

"No hay duda de que iba a ser el siguiente si me quedaba en México", expresó la activista Cipriana Jurado, de Ciudad Juárez, quien pidió asilo político a Estados Unidos.

"Iba a ser la que sigue si me quedaba en México"

CIUDAD JUÁREZ " "No hay duda de que iba a ser el siguiente si me quedaba en México", expresó la activista Cipriana Jurado, de Ciudad Juárez, quien pidió asilo político a Estados Unidos por temor a ser asesinada en como Josefina Reyes.

El abogado Carlos Spector, quien lleva varios casos de periodistas, policías y activistas que han solicitado asilo político en la ciudad de El Paso, Texas, detalló en un comunicado que Cipriana Jurado le solicitó ayuda, por lo que tendrá una audiencia el próximo miércoles 16 de marzo.

Cipriana Jurado, de 46 años de edad, comenzó su activismo mientras trabajaba para varias empresas maquiladoras y tratando de mejorar las condiciones de los trabajadores. Más tarde, ayudó en Ciudad Juárez a las familias que buscan los restos de sus hijas desaparecidas y asesinadas.

A mediados de los años noventa, fundó el Centro de Información y Solidaridad de la Mujer Trabajadora (CISO).

El caso de Josefina Reyes

Estando ya en El Paso, Texas, Jurado explicó que tomó la decisión de salir de México después de que muchos de sus colegas activistas fueron amenazados y asesinados, incluyendo a Josefina Reyes y a varios integrantes de su familia.

La activista Josefina Reyes fue asesinada el 3 enero de 2010. Entre otras cosas, defendió causas sociales relacionadas con abusos de militares y policías, en la zona agrícola del Valle de Juárez.

publicidad

Además de ella, su hijo y su hermano, Rubén Reyes, fueron asesinados. Ocurrió lo mismo con otros de sus hermanos, Elías y María Magdalena Reyes Salazar, que fueron secuestrados el siete de febrero. Poco después fueron encontrados sus cadáveres.

El caso Escobedo

Otro antecedente de ataques contra activistas en Juárez ocurrió el 16 de diciembre, cuando mataron a Marisela Escobedo, quien pugnaba porque hubiera justicia para su hija Rubí, asesinada por su propio esposo.

Semanas después, el 11 de enero, mataron a la poeta y activista Susana Chávez, también de Ciudad Juárez, la urbe con más homicidios dolosos en México y que, de acuerdo a su alcalde, Héctor Murguía, se encuentra en guerra contra los cárteles del narcotráfico.

Más de 3,000 personas fueron asesinadas en Ciudad Juárez el año pasado mientras los cárteles de las drogas libran una batalla para tener el poder y el control de las rutas donde se venden los narcótico

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad