publicidad
Así amaneció la plaza de Morelia después de los trágicos atentados del 15 de septiembre de 2008.

Absuelven a cuatro implicados por atentado con granadas en Morelia en 2008

Absuelven a cuatro implicados por atentado con granadas en Morelia en 2008

Por violación a sus derechos y fabricación de pruebas en su contra, un juez ordenó liberar a cuatro implicados en un atentado con granadas en 2008.

Así amaneció la plaza de Morelia después de los trágicos atentados del 1...
Así amaneció la plaza de Morelia después de los trágicos atentados del 15 de septiembre de 2008.

Por considerar que hubo violaciones a sus derechos humanos y fabricación de pruebas en su contra, un juez federal mexicano absolvió este miércoles a cuatro implicados en los hechos violentos con granadas en Morelia, México, la noche del 15 de septiembre de 2008.

La sentencia absolutoria con carácter definitivo fue dictada por el juez sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el penal de Puente Grande en Jalisco. Por ello, se ordenó la libertad inmediata de las cuatro personas cuyos datos personales no fueron revelados.

Según las conclusiones de las autoridades, la acusación que mantenía en prisión a estas cuatro personas se basó fundamentalmente en la confesión de tres de ellos como supuestos autores materiales, pero quedó demostrado plenamente con estudios de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) que fueron torturados antes de ser presentados ante las autoridades. Al ser presentados en la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO, ahora SEIDO), “en lugar de respetar sus derechos fundamentales, así como atender las múltiples lesiones que presentaban, les fue tomada su declaración ministerial cuando aún se encontraban bajo los efectos de aquella tortura”.

publicidad

Sobre la cuarta persona, se determinó que las pruebas en su contra fueron resultado de violaciones a los derechos humanos.

LEER: Las secuelas del atentado en Morelia

El atentado sucedió en la plaza de Morelia la noche del 15 de septiembre de 2008, cuando la misma se encontraba llena de personas para celebrar el tradicional grito de Independencia. Como consecuencia de al menos dos explosiones, ocho personas murieron y 106 resultaron heridas. Las imágenes del lugar dieron la vuelta al mundo y llenaron de temor las celebraciones multitudinarias en la entidad durante largo tiempo.

A los pocos días del atentado, tres hombres fueron arrestados en una casa de Apatzingan, otra ciudad de Michoacán, donde las autoridades los encontraron golpeados y esposados.

Un juez los acusó de terrorismo y otros delitos, y poco después se detuvo al cuarto sujeto.

Tres de los detenidos fueron señalados como integrantes del cártel narcotraficante de Los Zetas. Sin embargo, el avance de las investigaciones determinó que la banda que realmente estuvo detrás del atentado contra la población civil fue La Familia Michoacana, con el objetivo de que las fuerzas federales arreciaran su combate a Los Zetas. La defensa de los procesados, además, acreditó que los tres presuntos autores materiales se encontraban en la ciudad de Lázaro Cárdenas el día de los hechos, y no en Morelia.

La web del periódico mexicano Milenio destaca que los supuestos zetas son Julio César Mondragón Mendoza, Juan Carlos Galeana y Alfredo Rosas Elicea.

publicidad

El juez Emilio Enrique Pedroza Montes señaló que los derechos fundamentales de los individuos no fueron respetados dado que se les exhibió como criminales ante la opinión pública.

“E incluso se allegó (sic) un video donde son sometidos a una entrevista sin presencia de defensor en la que aceptaron su participación, lo que genera la nulidad de dicha confesión, así como de las restantes pruebas que emanaron de la misma, a saber, las declaraciones de testigos protegidos ofertadas por la autoridad ministerial federal, que mostró fotografías de los primeros tres implicados, lo que condujo a la existencia de un reconocimiento sin que estuviera presente su defensor”, dijo Pedroza.

Además, sobre las declaraciones de los testigos protegidos que implicaban a estas cuatro personas “no generaron certeza respecto a la identidad de dicha persona como uno de los líderes del cártel de Los Zetas, sin que la representación social hubiese aportado mayor prueba tendiente a acreditar tal señalamiento”, destacó.

El relator especial de Naciones Unidas sobre la tortura, Juan Méndez, dijo en un informe que la tortura y los malos tratos se practican de forma "generalizada" en México, un reporte que generó fricciones con el gobierno mexicano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad