publicidad

A la incógnita paradero

A la incógnita paradero

La desaparición del reportero Gamaliel López y del camarógrafo Gerardo Paredes sigue siendo un enigma.

Al aire especulaciones

CIUDAD DE MÉXICO – La desaparición del reportero Gamaliel López y del camarógrafo Gerardo Paredes sigue siendo un enigma. Mientras el gremio periodístico condena el caso, la lista de periodistas desaparecidos y asesinatos en México va en aumento.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) llamó a las autoridades a tomar medidas urgentes para frenar la violencia del crimen organizado en el país.

López y de Paredes, de la empresa TV Azteca Noreste, desaparecieron desde el pasado 10 de mayo cuando salieron a realizar un reportaje y desde ese día nadie más los ha visto.

De acuerdo con indagaciones preliminares de la Unidad de Respuesta Rápida de la SIP, López preparaba reportajes sobre los problemas urbanos en Monterrey. Sin embargo, hace algún tiempo cubrió varias ejecuciones ocurridas en la zona, mientras que Paredes daba seguimiento a asuntos del espectáculo, la cultura y temas especiales. Se desconoce si habían recibido amenazas.

Versiones periodísticas, principalmente del Diario El País señalaron como hipótesis de un posible secuestro por parte de los altos mandos del narcotráfico.

“Yo no podía aventurar una hipótesis de cuál es el móvil de la desaparición. Debería hacerse una investigación ágil y oportuna”, declaró a Univision.com Luis Raúl González, titular de agravio contra periodistas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

publicidad

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) también exigió que se actué con rapidez.

'Estas dos desapariciones elevan a siete el número de periodistas de los que no se sabe nada, desde 2003', según el comunicado de RSF.

El acoso a la prensa

El gremio coincide en que las agresiones contra periodistas aumentan cada vez más.

“La violencia cada vez es mayor, vemos granadas en las instalaciones de diversos diarios, nos pasó en el norte del país con Tamaulipas y el diario El Mañana, en Quintana  Roo con el periódico Por Esto, en Sonora el periódico Cambio sufrió este nivel de agresión”, declaró González.

Hace un mes, RSF declaró en el Día Mundial de la Libertad de Expresión que uno de los predadores más activos de la prensa mexicana era el narcotráfico, situación que generó descontento en ciertos comunicadores.

“No se puede excluir que el narcotráfico pueda ser un victimario pero independientemente de quién sea el agresor, del nivel de poder que tenga económico, político o de las armas, de poder práctico del crimen organizado, los que tienen que revertir esta situación de impunidad son las propias autoridades”, declaró González.

Diversas son las teorías del por qué de la persecución contra la prensa.

“Hoy en día es un grave riesgo hablar con lo que tiene que ver con narcotráfico, por que están matando cada día más gente y son muy visibles los homicidios y atentados en contra de los periodistas. Eso sirve como una medida de presión muy efectiva de los propios narcotraficantes en contra la acciones del gobierno”, explicó a Univision.com Francisco Zea.

publicidad

El periodista, indicó que el miedo y el temor ante los atentados ha generado la propia autocensura.

“Los propios comunicadores que tienen que ver con el crimen organizado comienzan a autocensurarse desde donde se están escogiendo las notas. Se están escogiendo también los editoriales para no ir en contra de todas esas personas que pueden tener en sus manos la vida de los propios comunicadores”, explicó el conductor de radio.

El comunicador precisó que cárteles de la droga han empezado a ejercer una presión muy efectiva sobre todo regionalmente, es decir contra periodistas de medios locales "aquellos que tienen el día a día una nota que tiene que ver con el narcotráfico, cada día han sido más atacados sin duda".

"La libertad de expresión es algo que se ha ganado y es  real. Se ha ganado a costa de la sangre de muchos periodistas, que han perdido en pos de la libertad de expresión. Eso nos lleva a nosotros a ejercerla con mucha responsabilidad. No podemos decir las cosas sin fundamento, ni fuera de contexto", indicó Zea.

Nuevo León se ha convertido en uno de los estados con mayor índice delictivo en el país. De acuerdo con el diario El Universal, en la entidad "se registra una encarnizada pugna entre cárteles del narcotráfico, con más de 110 asesinatos violentos en los dos últimos años".

publicidad

Sin embargo, mientras las desapariciones de periodistas como el caso de López y Paredes sigan sin resolverse, los ataques contra la prensa seguirán navegando en la impunidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad