publicidad

A gobernador mexicano le dan 'asquito' matrimonios gay

A gobernador mexicano le dan 'asquito' matrimonios gay

El gobernador del estado occidental de Jalisco, Emilio González, dijo el viernes que los matrimonios gays le dan "asquito".

'A favor de la familia'

GUADALAJARA, México - Meses después de impugnar la constitucionalidad de las bodas homosexuales en la ciudad de México, el gobernador del estado occidental de Jalisco, Emilio González, dijo el viernes que los matrimonios gays le dan "asquito".

En el marco de un foro iberoamericano de la familia en la capital estatal, Guadalajara, el gobernador expresó que "para mí, sí, matrimonio sí es un hombre y una mujer; porque, qué quieren, uno es a la antigüita y uno es así. El otro todavía (la unión gay), como dicen, no le he perdido el asquito".

González milita en el partido conservador Acción Nacional (PAN), el mismo del presidente Felipe Calderón.

En el acto estuvieron presentes autoridades de la Universidad católica UNIVA, representantes de la Unión de Padres de Familia, y el arzobispo de Guadalajara, cardenal Juan Sandoval Íñiguez.

Este foro "es un espacio para reflexionar en torno a la familia, que es uno de los sostenes de la sociedad y hoy más que nunca requiere atención para revalorizarla. La UNIVA se une a este esfuerzo para que nuestro Estado y nuestro México se vean fortalecidos", dijo en el acto monseñor Alonzo Velasco, rector de esta Universidad.

La ciudad de México se convirtió hace unos meses en la primera y única localidad del país en aprobar los matrimonios homosexuales, los primeros de los cuales se registraron en marzo.

publicidad

Los que se oponen

Jalisco y el gobierno federal impugnaron la legalidad de los matrimonios gay en la capital, aunque en agosto la Suprema Corte resolvió que eran constitucionales.

La Iglesia católica mexicana criticó con insistencia el fallo de la Suprema Corte. El cardenal Sandoval acusó a los ministros del máximo tribunal de haber recibido dinero del gobierno capitalino para respaldar los matrimonios entre personas del mismo sexo, lo cual fue rechazado.

Los dichos de Sandoval provocaron que el alcalde capitalino Marcelo Ebrard lo denunciara por daño moral.

González Márquez y el cardenal Sandoval Íñiguez han estado envueltos en escándalos, como uno en 2008 en el que la Iglesia católica se vio obligada a regresar al Gobierno de Jalisco una donación millonaria -avalada por el gobernador- para la construcción de un santuario.

Tras las numerosas críticas recibidas, González Márquez insultó en un acto público (en el que estuvo presente el cardenal) a sus detractores, con un "chinguen a su madre", una de las mayores ofensas en México.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad