publicidad

78 millones de mexicanos podrán votar

78 millones de mexicanos podrán votar

78 millones de mexicanos podrán votar en los comicios legislativos de julio de 2009, frente a 71.8 millones de presidenciales.

Comicios el 5 de julio

CIUDAD DE MÉXICO - Cerca de 78 millones de mexicanos podrán votar en los comicios legislativos de julio de 2009, frente a los 71.8 millones que lo hicieron en los presidenciales de 2006, reveló el Instituto Federal Electoral (IFE).

México, un país de casi 107 millones de personas, se prepara para un año electoral que definirá la composición de la Cámara de Diputados, después de renovar durante 2008 unas 11 millones de credenciales, el documento acreditativo de identidad empleado para votar.

El director del registro federal de electores, Alberto Alonso y Coria, apuntó en una rueda de prensa que el IFE superó la expectativa de credenciales renovadas en cerca de un millón, teniendo en cuenta que sólo era necesario para un determinado número de personas, según lo estipulado por ley.

El aumento del padrón se deriva de la población que alcanzó ya la edad para votar, 18 años, dijo Alonso y Coria.

Los comicios legislativos se celebrarán el próximo 5 de julio, pero el país acogerá este año también elecciones para gobernadores, alcaldes y congresos locales en 14 de sus 32 estados.

La mayoría de ellas se celebrará en esa misma fecha, aunque algunos estados llevarán a cabo sus comicios el 18 de octubre (Coahuila y Tabasco), y otro el 1 de febrero (Quintana Roo).

La toma de posesión de los escaños federales tendrá lugar el 1 de septiembre; la Cámara de Diputados se compone de 500 legisladores, mientras que el número de senadores es de 128.

publicidad

Actualmente, en la Cámara de Diputados la mayoría la ostenta el conservador Partido de Acción Nacional (PAN), con 207 representantes, seguido del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), con 127, y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 106.

El reparto de escaños se completa con varias formaciones políticas de menor calado, tildadas popularmente en la prensa nacional como "la chiquillada", que centran sus esfuerzos, según analistas, en no perder una representación mínima.

Motivan a votar

En las últimas elecciones a escala nacional, las presidenciales del 2 de julio de 2006, la izquierda se negó a aceptar el resultado y denunció un supuesto fraude a favor del candidato ganador, el actual mandatario conservador Felipe Calderón

El aspirante izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, señaló al entonces responsable del IFE, Luis Carlos Ugalde, como cómplice del presunto fraude.

La labor de ese instituto, que se negó a hacer un recuento de los votos, quedó manchada para un sector de la sociedad y su cúpula, tras negociaciones políticas, fue renovada.

Las campañas del IFE en los últimos años se han centrado en motivar a la gente a votar, ya que la ciudadanía tiene una percepción generalizada de que muchos políticos mexicanos son corruptos y no se ocupan de sus problemas, y a evitar la compra de sufragios.

publicidad

En algunas localidades, especialmente en las rurales, aquellos con menos recursos -México tiene cerca de 49 millones de pobres, según estadísticas oficiales- son persuadidos para vender su voto a cambio de pequeñas cantidades de dinero, comida o materiales para el hogar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad