publicidad

"Zona de encuentro" con las FA

"Zona de encuentro" con las FA

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, aceptó la creación de una "zona de encuentro" para definir acuerdo con FARC.

Donde no haya puestos militares

BOGOTÁ, Colombia - El presidente colombiano, Álvaro Uribe, aceptó la creación de una "zona de encuentro" para definir un acuerdo con las FARC que derive en la liberación de los secuestrados y anunció un fondo de $100 millones para pagar recompensas a rebeldes que liberen rehenes."Esta mañana recibí formalmente una propuesta (...) de la Conferencia Episcopal y de la Comisión Nacional de Conciliación (CCN) para que el Gobierno acepte una zona de encuentro", anunció al intervenir en una graduación de generales de la Policía en Bogotá.

El Gobierno manifiesta su "disposición de aceptar" dicha zona "por razones humanitarias", dijo Uribe, quien recordó que ya antes la había aprobado cuando se la propusieron delegados europeos, y precisó las condiciones para su establecimiento.

Debe ser de alrededor de 150 kilómetros cuadrados, estar ubicada en un espacio rural donde no haya puestos militares o policiales que sean necesario remover, preferiblemente sin población civil y con presencia de observadores internacionales, apuntó.

Antes de anunciar esta nueva vía para hallar solución al drama de los secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC), el presidente recordó que Gobierno ha hecho "todos los esfuerzos" y que las respuestas de la guerrilla han sido "asesinatos y mentiras".

publicidad

Ingrid en cautiverio

Las FARC tienen en su poder a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, que tiene también nacionalidad francesa, a tres estadounidenses y a decenas de políticos, soldados y policías que pretenden intercambiar por unos 500 de sus guerrilleros presos.

El Gobierno colombiano, que se opone a retirar tropas de una zona para negociar un acuerdo humanitario, no cedió en este punto, ya que -según Uribe- el territorio de encuentro se localizaría en "una zona rural donde no haya puestos militares ni policivos que sea necesario remover".

Millonaria recompensa

Esa área tendrá un tiempo limitado y "preferiblemente, sin población civil o con muy poca población, para no crear riesgos" a los habitantes, indicó.

Además, "Esa zona tendría la presencia de observadores internacionales", dijo el mandatario colombiano, quien advirtió que "allí los presentes para definir el intercambio humanitario no deberían estar armados".

Reveló también que ha autorizado al comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, para que, junto a la Conferencia Episcopal de Colombia de la Iglesia católica, "busque la manera de juntarse con las FARC y dentro del marco expresado encontrar la zona indicada".

Al aludir a las recompensas, precisó que el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, "ha definido un presupuesto de $100 millones para estimular desmovilizaciones de grupos de las FARC que traigan secuestrados y los liberen".

publicidad

Exhortó a difundir "ampliamente esta nueva decisión: Un fondo de $100 millones para estimular con recompensas, cuya cuantía se fijará en cada caso, la desmovilización de grupos de las FARC que quieran reintegrarse a la vida civil y constitucional y que traigan consigo secuestrados y que los liberen".

Recordó que en su Gobierno han "desmovilizado 46 mil integrantes de los grupos terroristas y ellos son testigos" que el proceso de reinserción es "difícil, pero que finalmente será motivo de orgullo para Colombia".

En el mismo discurso ante los generales de la Policía, Uribe dijo que "el Gobierno tiene que hacer el esfuerzo de liberar a los secuestrados, pero también el deber de proteger" a todos los ciudadanos".

Reiteró que no acepta una "zona de despeje (desmilitarizada) para que terroristas salgan de las cárceles a volver a secuestrar".

En el país "hemos tenido zona de despeje por 50 años" y las guerrillas han alimentado "el odio de clases", apuntó.

"Por el estado en que se encuentran las personas (secuestradas) (...) en esta hora de dolor, los colombianos no podemos caer en la trampa de ser idiotas útiles del terrorismo" e instó a que tienen que ser "soldados firmes, policías firmes, de la derrota del terrorismo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad