publicidad
El mandatario derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, pidió al actual presidente, Porfirio Lobo, "aceptar" el informe de la OEA sobre su país.

Zelaya volvió a instar a Lobo a 'aceptar' el informe de la OEA sobre Honduras

Zelaya volvió a instar a Lobo a 'aceptar' el informe de la OEA sobre Honduras

El mandatario derrocado Manuel Zelaya hizo un llamado al actual presidente de Honduras, Porfirio Lobo, a "aceptar" el informe de la OEA sobre ese país.

El mandatario derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, pidió al actual pres...
El mandatario derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, pidió al actual presidente, Porfirio Lobo, "aceptar" el informe de la OEA sobre su país.

'A favor de la democracia'

BUENOS AIRES - El ex presidente de Honduras Manuel Zelaya volvió a instar el miércoles al actual mandatario hondureño, Porfirio Lobo, a "aceptar" las recomendaciones que realizó en julio pasado la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la crisis política del país centroamericano.

"La OEA adoptó una posición muy beligerante en favor de la democracia en una resolución que determina el camino que Honduras tiene que seguir. Un camino que el jefe de Estado (Lobo) aún no acepta", señaló Zelaya a periodistas antes de participar en una sesión del encuentro que el Foro de Sao Paulo celebra en Buenos Aires.

El informe de la comisión de alto nivel de la OEA sobre Honduras disponía de siete recomendaciones que instaron, por ejemplo, a "poner fin" a los juicios iniciados contra Zelaya durante el régimen de facto posterior a su derrocamiento por un golpe militar en junio de 2009.

publicidad

Violaciones a los derechos

El informe de la OEA también reclamó "acciones concretas" al Gobierno de Lobo en la investigación del aumento de violaciones de derechos humanos tras el golpe, pero no se pronunció sobre el retorno del país al organismo, del que fue suspendido en julio de 2009.

En este sentido, Zelaya, quien reside exiliado en República Dominicana, vinculó su retorno a Honduras a que el Gobierno de Lobo "cumpla" con la constitución y las resoluciones de la OEA y "quite" los juicios de "persecución política" en su contra.

"Estoy listo para volver esta misma noche. Lo más comprensible sería que Lobo rectifique y deje de impedir mi retorno", aseguró.

El ex gobernante, derrocado cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución aún cuando la ley se lo impedía, está acusado en su país por presunta falsificación de documentos públicos, dos delitos de abuso de autoridad y fraude en perjuicio de la fe y la administración pública.

Incremento de violencia

Zelaya lamentó también el incremento de asesinatos y violaciones de derechos humanos tras el golpe, que atribuyó nuevamente a los "intereses oligárquicos e imperialistas" de Estados Unidos.

El ex mandatario reiteró que su derrocamiento fue impulsado por la CIA y el Comando Sur de los Estados Unidos desde la base militar hondureña de Palmerola.

publicidad

Además consideró que las "compañías trasnacionales norteamericanas" fueron las "beneficiarias" del golpe de Estado porque recuperaron los "privilegios" que él "había quitado" a empresas como las petroleras "Shell, Texaco y Exxon".

Reformas de Zelaya

En este sentido, Zelaya explicó que "fueron paradas" las reformas que él había impulsado, lo que consolidó a una "oligarquía promovida por los intereses norteamericanos".

El ex mandatario lamentó además que distintos países europeos que habían condenado "firmemente" el golpe se "debilitarán" tras las elecciones que llevaron a Lobo al poder en noviembre pasado.

"La Unión Europea se olvidó del golpe al firmar el acuerdo comercial con Centroamérica sin reclamar la restauración del orden democrático en Honduras", apuntó.

Zelaya también consideró que la "causa de Honduras es la causa de Latinoamérica", por lo que instó a los países de la región a "unirse ante el imperialismo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad