publicidad
Los chilenos conmemoraron un año del trágico terremoto que dejó 524 muertos y daños por más de $30 mil millones.

Vigilias y misas conmemoran un año del devastador terremoto en Chile

Vigilias y misas conmemoran un año del devastador terremoto en Chile

Vigilias y misas conmemoran un año del devastador terremoto en Chile

Los chilenos conmemoraron un año del trágico terremoto que dejó 524 muer...
Los chilenos conmemoraron un año del trágico terremoto que dejó 524 muertos y daños por más de $30 mil millones.

Un año muy duro y muy fecundo

CONCEPCION - Cientos de velas se encendieron y varios servicios religiosos conmemoraron este domingo el primer año del feroz terremoto de 8,8 grados y el posterior tsunami que arrasaron el centro y sur de Chile, dejando 524 muertos y daños por 30.000 millones de dólares.

La vigilia se extendió por varias de las zonas más afectadas por la tragedia, que hace un año puso abrupto fin al último fin de semana de las vacaciones del verano austral chileno.

El presidente Sebastián Piñera encabezó una ceremonia en la pequeña localidad de Cobquecura, en la Región del Maule, vecina a Concepción, y donde se registró el epicentro del sismo considerado el quinto más potente de la historia de la humanidad.

publicidad

En la ceremonia se recordó el momento exacto del terremoto que despertó a los chilenos a las 03H34 (07H34 gmt), seguido de un devastador maremoto descartado tempranamente por las autoridades en base a informes erróneos de la Marina.

"El año 2010 fue un año muy duro y muy fecundo, nunca lo vamos a olvidar", dijo Piñera en Cobquecura.

"Algunos creen que el terremoto nos debilitó como país. Yo creo que lo contrario: la adversidad refuerza a los países cuando realmente llevan en su alma esa fortaleza. Chile ha sido un país forjado siempre en la adversidad", puntualizó.

Paralelamente, en Constitución, localidad arrasada por el tsunami, los vecinos homenajearon a un capitán de bomberos que murió la noche del sismo mientras estaba de guardia en el cuartel, y dejaron velas en el río en representación de los fallecidos.

En Concepción, frente al desplomado edificio 'Alto Río' donde murieron ocho personas, las familias de las víctimas y numerosos vecinos pusieron velas entre las ruinas como recuerdo a sus seres queridos.

Serie de misas

Al mediodía una serie de misas se efectuaron en Constitución, Talcahuano, Talca, Concepción y Santiago, entre otras ciudades en recuerdo de las víctimas.

El acto central tuvo lugar en Constitución, en una misa que se realizó en la plaza de armas de la ciudad, cuya catedral fue destruida por el sismo.

publicidad

Las conmemoraciones oficiales se cerraron con un 'Acto de Unidad Nacional', desarrollado frente a la pequeña Isla Orrego, que fue devastada por las olas. Aún no hay claridad de cuántas personas murieron allí porque muchos eran turistas.

La ceremonia se inició con el cambio por un nuevo emblema de una simbólica bandera chilena que fue levantada por un poblador de la cercana localidad de Pelluhue, que rota y embarrada se convirtió en símbolo de la tragedia tras ser captada en una fotografía.

Durante su alocución Piñera, que asumió 12 días después de la tragedia, fue increpado por un grupo de manifestantes, que junto a banderas negras reclamaron por el lento proceso de reconstrucción.

"Sé que muchos piensan que las cosas pudieron haberse hecho más rápido. Quién más que este presidente hubiera querido reconstruir todo al segundo", señaló el mandatario.

"Nuestro Gobierno ha hecho todo lo humanamente posible y vamos a seguir trabajando con el mismo esfuerzo y sacrificio", agregó, prometiendo hablar con un pequeño grupo de manifestantes que interrumpió su discurso.

Mensaje de Piñera

El mandatario reiteró además un mensaje de unidad expresado los días previos, dirigido sobre todo a la oposición de centro izquierda, que se restó de las conmemoraciones oficiales en rechazo al que estiman un lento e ineficaz proceso de reconstrucción.

publicidad

Piñera ha cifrado en un poco más del 50% el avance de la reconstrucción, lo que fue rebatido por la oposición, sin entregar cifras.

El sismo destruyó o dejó con daños severos a unas 220.000 viviendas, y aún hoy 4.291 familias viven en viviendas de emergencias, sin aislamiento térmico, con baños compartidos y que se inundan cuando llueve.

Las infraestructuras públicas están casi completamente recuperadas y los damnificados podrían recibir viviendas definitivas en uno o dos años más.

Este domingo, la ex presidenta Michelle Bachelet, a días de dejar el poder al momento del terremoto y que enfrenta una investigación judicial por el descarte temprano del maremoto, defendió su gestión durante la tragedia que dejó 524 muertos y 31 desaparecidos, según cifras oficiales.

"Hicimos lo humanamente posible con la nula información que había (...) Las Fuerzas Armadas, cuando tuvieron información la traspasaron, pero horas después del terremoto", explicó en conversación con radio Cooperativa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad