publicidad

Venezuela y Colombia se arreglan

Venezuela y Colombia se arreglan

Medios políticos y económicos recibieron con satisfacción y alivio el anuncio de solución de una crisis entre Colombia y Venezuela.

"Es una buena noticia para nuestras patrias", dijo el presidente colombiano Alvaro Uribe, tras el anuncio del acuerdo, mientras que en Caracas el canciller Alí Rodríguez señaló que recibieron "con agrado y como un hecho muy positivo el comunicado del gobierno de Colombia".

"Consideramos que se han abierto ya los espacios para la superación de este lamentable incidente que, como hemos dicho muchas veces, debe quedar muy pronto como un recuerdo no muy agradable del pasado", dijo Rodríguez.

La satisfacción se extendió al canciller peruano, Manuel Rodríguez, quien durante varios días realizó intensas gestiones para ayudar a superar la crisis, junto con Alí Rodríguez y con la canciller colombiana, Carolina Barco.

"Estamos enormemente complacidos, porque la normalización de las relaciones es una excelente noticia para todos los latinoamericanos", dijo en Lima el canciller.

"Este acuerdo es muy beneficioso para la estabilidad de toda la región", añadió.

"Recibimos el acuerdo con complacencia. Ha imperado la prudencia y la discrecionalidad con la cual el presidente y la canciller han actuado", destacó por su parte este sábado el senador Jimmy Chamorro, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores del senado colombiano.

Por su parte el ex canciller Augusto Ramírez Ocampo opinó que en el comunicado "se ha dado satisfacción recíproca a los dos países".

publicidad

Según Ramírez, al principio la crisis creció porque habló mucha gente que no tenía que hacerlo. "Una vez que empezaron a hablar los cancilleres, empezó a resolverse el problema", aseguró.

Destacó igualmente que con el comunicado se obtiene "un compromiso muy importante para combatir el terrorismo, el contrabando, el narcotráfico, que es un punto que hacía Colombia".

Al tiempo, "Colombia vuelve a reiterar que operará dentro del Estado de derecho, y ese es un punto muy importante porque creo que internacionalmente eso afectaba a Colombia".

La decisión fue bien recibida en especial en el sector económico, por los graves problemas que se derivaron en la frontera común de más de 2,200 kilómetros tras la decisión del presidente venezolano Hugo Chávez, el pasado 14 de enero, de congelar la relación de negocios con Colombia.

"Esperamos que el encuentro de los presidentes despeje las incertidumbres que se han tejido y examine y defina cómo trabajaremos conjuntamente en el futuro de la lucha antiterrorista", dijo Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex).

María Luisa Chiappe, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana, estimó que confiaban "en que las gestiones diplomáticas iban a servir para superar esta crisis".

"Las pérdidas más grandes ocurrieron en la frontera porque este territorio tiene mucha interconexión con Venezuela", indicó.

publicidad

"Esperamos que en el futuro no caigamos de nuevo en estas crisis, que manejemos las relaciones correctamente y que el comercio no se utilice inapropiadamente para resolver estas crisis", añadió.

"Debemos deslindar completamente lo político de lo comercial porque económicamente el comercio con Venezuela es muy importante para los dos países", concluyó.

La crisis colombo-venezolana se desató tras la captura de un jefe de la guerrilla de las FARC, el 13 de diciembre pasado, que oficialmente se realizó en la ciudad colombiana de Cúcuta.

Venezuela denunció que el guerrillero fue previamente secuestrado en Caracas y que en el caso se violó su soberanía, por lo que retiró a su embajador en Bogotá y suspendió los negocios oficiales con Colombia.

La solución anunciada el viernes por la cancillería colombiana mediante un comunicado "acordado con el gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela", puso fin a una situación de tensión.

El comunicado señaló que "con base en ese acuerdo el incidente ha quedado superado", y que los presidentes Hugo Chávez y Alvaro Uribe se reunirán el jueves próximo en territorio venezolano.

El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, afirmó que la crisis de su país con Colombia "se resolvió de manera muy positiva", y que ese "buen resultado" dejó muy mal parado a EU y sus "reiteradas intromisiones" en el asunto.

publicidad

"La manera positiva como se resolvió el 'impasse' entre ambas naciones demuestra que tenemos la capacidad de solucionar situaciones difíciles de la mejor manera", declaró Rangel a los periodistas en el Palacio de Miraflores, la sede del Gobierno.

Rangel añadió que ese "buen resultado deja muy mal parado a los Estados Unidos, que con sus reiteradas intromisiones quedó como un metiche", según informó un comunicado oficial.

El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Alí Rodríguez, acusó el pasado miércoles a EU de mantener "una permanente actitud intervencionista no solamente sobre Venezuela sino sobre los países latinoamericanos".

Rodríguez respondió así a la petición hecha por Washington a los países latinoamericanos de que instasen a Venezuela a adoptar una postura "más conciliatoria" en su disputa con Colombia por la captura del cabecilla guerrillero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad