publicidad

Venezuela: Redada de paramilitares

Venezuela: Redada de paramilitares

El presidente Hugo Chávez afirmó que más de 100 paramilitares colombianos, incluido a uno de sus jefes, fueron detenidos.

"Ciertamente Venezuela ha sido invadida; no tengo otra manera de calificar los acontecimientos que han aflorado: en las últimas horas ha sido capturado un nuevo grupo de paramilitares extranjeros y ya suman más de 100 y seguimos rastreando por aire y por tierra diversas regiones", dijo el mandatario al instalar en Caracas el Consejo de Defensa de la Nación.

Sostuvo que incluso habló con el "Comandante Cabezas", quien, aseguró que participó en el degollamiento de uno de sus compañeros y que también está detenido otro paramilitar "con prontuario y experiencia militar de lo más macabro".

Los mercenarios colombianos presuntamente asesinados por sus mandos en el campamento que la policía venezolana desmanteló el pasado domingo podrían ascender a 18, según una versión atribuida a algunos de los paramilitares detenidos.

Un comandante paramilitar dijo al canal estatal "Venezolana de Televisión" que habría ordenado la ejecución de 16 subordinados, además de los dos denunciados inicialmente.

El anuncio de la posible ejecución por sus compañeros fue simultáneo al de la detención de otros 13 presuntos paramilitares cerca de la exclusiva urbanización caraqueña de La Lagunita, en el sureste de la capital.

Los nuevos detenidos fueron avistados desde un helicóptero, rodeados por agentes especiales y trasladados a la sede de la policía de seguridad del Estado (Disip), en el centro de Caracas.

publicidad

Marcos Chaves, director del Cuerpo de Investigaciones Penales, Científicas y Criminalisticas (Cicpc), dijo que los detenidos estaban colaborando en las investigaciones sobre las ejecuciones.

Una de las versiones sobre los mercenarios asesinados indica que se ordenó su ejecución porque querían desertar y regresar a Colombia y la otra porque incurrieron en actos de indisciplina como robar en la casa de la hacienda.

Hasta hoy había 89 uniformados detenidos y se presumía que unos 40 habían logrado huir. Los capturados han comparecido ante la Fiscalía Militar que los acusará de "rebelión militar", delito castigado con una pena máxima de 28 años.

Los presuntos paramilitares colombianos fueron descubiertos vistiendo uniformes de combate del ejército venezolano en una finca propiedad del cubano-venezolano Robert Alonso, a quien las autoridades vinculan con grupos anticastristas de Miami (EU).

El director de la policía de seguridad del Estado, Miguel Rodríguez, aseguró que las investigaciones confirmaron la existencia de "un plan de mucha profundidad destinado a provocar una rebelión militar y en ultima instancia eliminar al presidente Hugo Chávez".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad