publicidad

Venezuela ordena arresto de presidente de Globovisión

Venezuela ordena arresto de presidente de Globovisión

La policía política de Venezuela ordenó arrestar a Guillermo Zuloaga, presidente del canal de noticias Globovision.

Venezuela ordena arresto de presidente de Globovisión a6687863f5054a2194...

Paradero desconocido

CARACAS - La policía política de Venezuela se presentó el viernes con una orden de arresto en una propiedad de Guillermo Zuloaga, presidente del canal de noticias Globovisión, que ha adoptado una línea dura contra el presidente Hugo Chávez, confirmaron sus abogadas.

Los agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) portaban "ordenes de arresto" en contra del ejecutivo televisivo y su hijo Guillermo Zuloaga Siso, dictadas por un tribunal, por los delitos de "usura genérica" y "agavillamiento", que implica el concurso de varias personas para cometer un delito.

La medida está relacionada con una investigación pendiente por el presunto delito de "almacenamiento irregular" de 24 vehículos, confirmó más tarde la fiscal general Luisa Ortega.

publicidad

Zuloaga no se encontraba en su casa el viernes por la noche, indicó la abogada defensora Perla Jaimes. El paradero de Zuloaga es desconocido.

La acción se realizó una semana después que el Chávez, en un discurso televisado, se quejó que en Venezuela existe una "debilidad estructural en el sistema del Estado" y puso como ejemplo algunos de los procesos judiciales que todavía tiene pendientes Zuloaga.

"Por ahí, a ese señor (Zuloaga) se le agarró en su casa un bojote (un gran número) de carros y ése es un delito, acaparamiento. Y anda suelto y tiene un canal de televisión", lamentó Chávez.

"¿Tú te das cuenta? Tiene un canal de televisión y por ahí dicen lo que les da la gana. Y sigue siendo ese canal la punta de lanza de la burguesía, vamos a ver quién aguanta más", agregó.

Libertad provisional

Zuloaga se encuentra bajo libertad provisional a la espera de juicio por varias causas, incluyendo dos investigaciones penales por el almacenamiento de vehículos de doble tracción en una de sus propiedades y por coleccionar animales disecados. Estas dos causas tenían seis meses paralizadas, indicó la abogada Ana Nuñez.

En otro juicio, la Fiscalía presentó en abril cargos penales contra Zuloaga, accionista mayoritario de Globovisión, único canal de televisión que se opone abiertamente a Chávez, por emitir una "información falsa" y ofender al mandatario en una reciente asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en Aruba.

publicidad

La orden de arresto del empresario suscitó preocupaciones entre grupos independientes de derechos humanos y defensores de la libertad de prensa, que la describieron como parte de la campaña del gobierno para acallar a sus críticos.

El presidente de la SIP, Alejandro Aguirre, condenó la persecución judicial contra Zuloaga.

Aguirre, en un comunicado, lamentó que "una vez más se está demostrando en Venezuela que no hay independencia de poderes, un valor esencial de la democracia, ya que la Justicia pareciera que actúa cada vez que el presidente habla o lo ordena".

El directivo de la SIP agregó que "no es la primera vez que pasa, pero nos preocupa que esto suceda cada vez con mayor frecuencia, lo que representa una afrenta directa al carácter democrático del ciudadano venezolano".

Hugo Chávez arremete

El 3 de junio, Chávez dijo por la estatal venezolana de Televisión que Zuloaga lo había acusado falsamente de actos represivos durante el fallido golpe de Estado contra el presidente venezolano, en el 2002.

"El, por cierto, me acusó por ahí, en un foro internacional hace poco, que yo había mandado a matar a la gente del 11 de abril, y anda libre", dijo Chávez.

"Eso sólo ocurre aquí en Venezuela. Que vaya Zuloaga a cualquier país a decir que el presidente de aquí mandó a matar a alguien a ver qué le pasa, lo agarran de inmediato preso. Sólo aquí tenemos una debilidad estructural en el sistema del Estado, que eso es posible en Venezuela. Y no se trata del presidente, no, a cualquier persona", añadió.

publicidad

Otro periodista, a prisión

El periodista venezolano Francisco Pérez fue condenado el viernes a tres años y nueve meses de prisión por el delito de "ofensa" e "injuria" contra un funcionario público, confirmó su abogado.

Pérez, de 67 años, recibió el beneficio de la libertad condicional, debido que la condena es menor de cinco años, dijo el abogado Carlos Granadillo.

El periodista quedó además inhabilitado "profesional y políticamente" tras la sentencia por los delitos de "ofensa a funcionario público e injuria contra persona encargada de servicio público".

Granadillo declaró al diario El Carabobeño, donde Pérez labora desde hace 40 años, que la pena incluyó la prohibición de ejercer el periodismo y optar a un cargo de elección durante la vigencia de la condena.

Entre las condiciones de su libertad se estableció que deberá presentarse a la justicia cada ocho días y no podrá cambiar de domicilio, se informó.

Contra su profesión

Granadillo manifestó que la decisión "cercena el derecho al trabajo" de Pérez. "Al no poder ejercer el periodismo, no podrá ejercer su profesión, que era su 'modus vivendi'", añadió el abogado, citado en un despacho de prensa de El Carabobeño.

Un juez local además le impuso una multa equivalente a unos 18.800 dólares al cambio oficial de 4,30 bolívares por dólar.

publicidad

El proceso se inició luego que en su columna "En Secreto", el 30 de marzo de 2009, el periodista comentó que el alcalde de la ciudad central de Valencia y cercano aliado del presidente Hugo Chávez, Edgardo Parra, se estaba "pagando y dando el vuelto" al sumar a la nomina de la alcaldía a varios miembros de sus familiares en importantes cargos.

Contra la libertad

En declaraciones difundidas por el canal de noticias Globovisión, Pérez señaló que el alcalde nombró a "su hermana, a una cuñada y a su esposa como funcionarios" de alto rango en la administración municipal.

"Esto crea una situación irregular en la que se despachan y se dan el vuelto. Es información que conoce todo el mundo. Mantengo esa posición porque soy un periodista de 40 años de ejercicio profesional", declaró.

"No he dicho que son delincuentes ni nada por el estilo. Mantengo una columna desde hace 30 años que sale todos los lunes y es una referencia para la opinión en Carabobo", dijo Pérez, quien adelantó que en los próximos días va a apelar el dictamen.

La sentencia "es una agresión a la libertad de expresión", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad