publicidad
Soldados venezolanos inspeccionan a los pasajeros de un autobús.

Venezuela declara medidas excepcionales en más regiones fronterizas

Venezuela declara medidas excepcionales en más regiones fronterizas

El presidente Nicolás Maduro suspendió algunas garantías constitucionales y reforzó la presencia militar en diez municipios  limítrofes con Colombia

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acordó este martes extender el estado de excepción a diez municipios de las regiones occidentales de Zulia y Apure como parte de las acciones iniciadas el mes pasado con el cierre de varios pasos fronterizos hacia Colombia y la deportación de más de mil colombianos indocumentados, decisiones que desataron una crisis entre Caracas y Bogotá.

De acuerdo con el gobernante socialista, la medida -que incluye el estado de excepción en varios municipios donde fueron restringidos algunos derechos civiles- también apunta a frenar el contrabando de extracción, que vincula con una aguda escasez de productos básicos.

publicidad

La crisis de agudizó el pasado domingo, cuando el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, denunció la incursión de una aeronave militar del país vecino en espacio aéreo colombiano. Las ministras de Exteriores de ambos países se reunieron en Quito para aclarar los incidentes y programar un encuentro presidencial. 

Este martes. durante la retransmisión de su programa nocturno "En Contacto con Maduro", el mandatario explicó que acordó extender la suspensión de algunas garantías constitucionales y reforzar la presencia militar en esos diez municipios para hacer frente a los problemas de inseguridad y contrabando.

LEA: Colombia y Venezuela no logran acuerdo por crisis fronteriza

Imágenes del drama de deportados de Venezuela

Hasta ahora, tras el cierre de los pasos limítrofes, las autoridades venezolanas han deportado a unos 1,500 colombianos indocumentados, cuyas casas, en algunos casos, fueron marcadas y demolidas o no se les permitió sacar sus pertenencias. Otros 20,000 colombianos han retornado voluntariamente a su país por temor a ser expulsados, según datos de las Naciones Unidas.

Los cierres fronterizos se activaron desde el pasado 19 de agosto, en respuesta a un ataque contra militares venezolanos atribuido por Maduro a "paramilitares colombianos".

Localidades como Paraguachón o Maicao se han visto gravemente afectadas por el cierre de la frontera. Gran parte del combustible y alimentos que se consumen en la región provienen de Venezuela, donde se consiguen a un precio mucho menor.

publicidad

El gobierno colombiano anunció un paquete de ayudas para este punto fronterizo, entre las que están la creación de mil puestos de trabajo, exenciones del IVA a los residentes, construcción de decenas de casas y puesta en marcha de un centro de acopio para garantizar la alimentación.

Se extiende el cierre fronterizo entre Venezuela y Colombia Univision

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó el martes que se han dado pasos importantes para un próximo encuentro con Maduro, pero indicó que no quiere una reunión "sólo para la foto" sino para tomar decisiones de forma civilizada y respetuosa.

"Cuando dos mandatarios pelean son los pueblos los que sufren", agregó.

Algunos países de la región ha promovido el encuentro entre Santos y Maduro para lograr una salida a la crisis.

El presidente Maduro dijo este martes tener la impresión de que Santos no quiere reunirse con él para dialogar sobre la crisis diplomática y fronteriza, al confirmar nuevas gestiones de Unasur para concretar esa cita.

"Hoy circuló una convocatoria para una posible reunión el lunes de Unasur en Quito de los presidentes (del bloque). Estoy listo para ir, ojalá se diera, pero tengo aquí en el corazón la sensación de que el presidente Santos no se quiere reunir", dijo Maduro en su programa semanal de televisión.

publicidad

El mandatario venezolano dijo haber sido informado por su canciller, Delcy Rodríguez, de que la presidencia pro témpore de la Unasur, a cargo de Uruguay, convocó a una reunión de mandatarios del grupo el próximo lunes en Quito para abordar la crisis.

Dirigiéndose a Santos, Maduro afirmó que "los problemas de la frontera no se resuelve viajando apuradito a Cúcuta o a Paraguachón" para decir que el gobierno va a "construir vivienda y a llevar agua".

"Se resuelven con un plan, son décadas de abandono de la frontera, no se resuelven con operaciones televisivas, mediáticas. Se resuelven si usted y yo nos vemos, nos sentamos a conversar con respeto", añadió el mandatario venezolano.

Una fuente del gobierno colombiano aseguró que lo que está circulando es una carta del canciller argentino, Héctor Timerman, solicitando que se llame a una reunión presidencial extraordinaria en Quito, pero no una convocatoria formal de la Unasur.

LEER TAMBIÉN: Maduro inicia otra pelea, ahora con Chile

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad