publicidad
Cuando López se entregó a las autoridades, en febrero de 2014, las manifestaciones apoyándolo fueron masivas.

Venezolanos: indignados por la sentencia contra López pero ocupados en sobrevivir

Venezolanos: indignados por la sentencia contra López pero ocupados en sobrevivir

Los venezolanos no protestaron en masa la sentencia contra Leopoldo López. Un estudio revela que 77% no está dispuesto a manifestar, ocupado en sobrevivir.

Cuando López se entregó a las autoridades, en febrero de 2014, las manif...
Cuando López se entregó a las autoridades, en febrero de 2014, las manifestaciones apoyándolo fueron masivas.

Por Juan Pablo Arocha (@JPArocha) desde Caracas

“A todo el mundo le preocupa lo de Leopoldo, pero nadie hace nada”, reflexionaba este viernes Margarita Cañas, horas después que se conociera la condena de 13 años y nueve meses de prisión contra el líder opositor venezolano Leopoldo Lopez. Ella había estimado que si la sentencia era desfavorable para el preso político, habría una reacción contundentey espontánea de rechazo por parte de sus simpatizantes en las calles. Y se equivocó.

Cuando Leopoldo López se entregó a las autoridades en febrero de 2014 la reacción de sus simpatizantes fue inmediata. Había sido acusado de promover acciones de desorden público en una manifestación que se produjo el 12 de febrero de 2014 ante la Fiscalía General venezolana, donde fallecieron dos personas.

publicidad

Sus seguidores, tras el encarcelamiento, se organizaron en todo el país para realizar manifestaciones callejeras por más de dos meses, que devinieron en quema de llantas, destrozos a inmuebles, enfrentamientos con grupos policiales y el saldo fatal de 41 personas fallecidas.

Lea también: Tras condena, Leopoldo López llama a salir a las calles en Venezuela

Margarita, una secretaria de 50 años de edad, esperaba esta vez una manifestación similar en defensa de López. Pero ella misma no tenía tiempo de protestar, ocupada como lo están tantos venezolanos de sobrellevar el día a día

En la mañana de este viernes hacía fila en un comercio privado para comprar alimentos, como parte de la rutina que ha empleado en medio de la creciente escasez de productos básicos en Venezuela. “Uno tiene que estar aquí, cada quien tiene sus problemas, sus preocupaciones. Hay que sobrevivir, no nos queda de otra”, se confiesa.

Junto a Margarita otros ciudadanos comentaban en las filas para comprar alimentos sobre la suerte de López, de la que se enteraron principalmente a través de las redes sociales o de medios internacionales, porque la emisoras locales no informaban del asunto.

“Ya la televisión no pasa nada, están asustados, si no es por Twitter y por CNN, uno no sabe qué ocurre en Venezuela”, se lamentaba un hombre de unos 40 años de edad, quejándose de que la televisión local fue parca en la cobertura sobre el juicio del preso político.

publicidad

El Instituto de Prensa y Sociedad, una ONG vinculada a la defensa de los derechos sobre la libertad de expresión, afirma que en los últimos cinco años un total de 25 medios de comunicación "entre radios, televisión y prensa escrita" han cambiado de dueño, disminuyendo inmediatamente su crítica hacia el Gobierno. 

Válvula de escape

“Aunque todos esperábamos que podía haber una situación diferente, hay que entender que la gente también está bajo la bandera de la represión, y la represión desmoviliza”, advierte la socióloga Mercedes Pulido, exministra de Familia. La reacción, dice, se ha recogido principalmente a través de las redes sociales, pues percibe gran miedo entre los ciudadanos.

La firma independiente Datanálisis ha registrado que 77% de los venezolanos no está dispuesto a protestar, ni siquiera de forma pacífica. “Sobrevivir quita tiempo a manifestar”, dice el director de la encuestadora Luis Vicente León.

“Nosotros no vamos a salir a la calle, no hay nada preparado”, afirma un joven veinteañero, quien en 2014 estuvo muy involucrado en las acciones de protesta violenta en Caracas. “Esperaremos a ver qué pasa, ya la calle no es igual. Lo que estamos haciendo es preparándonos para las elecciones. Allí sí los jodemos”, remata.

La oposición ha sido cuidadosa en lograr decantar el descontento político para drenarlo hacia las elecciones parlamentarias previstas para diciembre próximo. Incluso, fue el compromiso que asumió este viernes Lilian Tintori, esposa de López, quien leyó una carta escrita a puño y letra por el preso político tras conocer su sentencia, y aseguró que ella misma recorrerá el país para aupar a los candidatos de la alianza.

Las elecciones son una válvula de escape, eso también parece estar permitiendo que no hayan reacciones violentas”, dice Pulido.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad