publicidad
.

Uribe negó amistad con narco logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Uribe negó amistad con narco

Uribe negó amistad con narco

El presidente Álvaro Uribe, volvió a negar que fuese "amigo" del narcotraficante Pablo Escobar.

Corresponsal en la mira

BOGOTÁ - El presidente colombiano, Álvaro Uribe, volvió a negar que fuese "amigo" del narcotraficante Pablo Escobar y acusó a un periodista de estar "detrás" de un libro en el que una ex amante del capo menciona esa supuesta amistad.

"Pablo Escobar era un figura pública, lo vi en varias ocasiones pero no hablé con él. No tuve relaciones políticas con Escobar. No tuve negocios con Escobar. No fui amigo de Virginia Vallejo", señaló Uribe a varias emisoras de radio.

Virginia Vallejo, una conocida ex presentadora de televisión que el pasado año reveló haber sido la amante del jefe "narco" muerto en 1993, acaba de publicar el libro "Amando a Pablo, odiando a Escobar".

En ese libro se asegura que el actual presidente colombiano mantuvo relaciones de amistad, políticas, e incluso comerciales con el fallecido jefe del cartel de Medellín.

Pero Uribe dijo hoy que "detrás" de la publicación de Vallejo está el periodista Gonzalo Guillén, corresponsal del diario El Nuevo Herald de Miami, al que acuso de estar "dedicado a la calumnia".

Guillén negó hoy esas acusaciones y anunció que demandará al presidente por ese mismo delito.

"Este señor Guillén ha sido una persona muy persistente en tratar de maltratarme y cuando no tiene éxito en el país se va a hacerlo al extranjero", añadió Uribe a Caracol Radio y RCN.

publicidad

Negó encuentros

El mandatario negó entre otras afirmaciones contenidas en el libro que haya coincidido con Escobar en inauguraciones de instalaciones deportivas y negó que la construcción del barrio Medellín Sin Tugurios, financiada por el "capo", se concretase cuando él estuvo al frente de la alcaldía de esa ciudad.

"Al asumir yo la alcaldía (en 1982), ese barrio estaba construido", aseguró Uribe.

Uribe recordó también en declaraciones a emisoras que en 2002, en su primera campaña por la Presidencia de la República, Guillén fue coautor de otro libro vendido en Estados Unidos y en Europa en el que lo acusaba de tener nexos directos con grupos paramilitares.

Sin contacto

El lunes la Presidencia colombiana difundió un comunicado de Uribe sobre el mismo asunto.

"Como dije en la campaña presidencial de 2002, no fui amigo de Pablo Escobar ni cuando estaba de moda", subrayó Uribe en ese comunicado.

Escándalo en aeronáutica

El presidente colombiano también volvió a explicar acusaciones sobre su gestión como máxima autoridad aeronáutica en la década de los años 80 y dijo que fue "totalmente investigada (por la Procuraduría)".

A aludir a los presuntos permisos para operaciones de aviones y construcción de pistas, indicó que él mismo propuso al entonces presidente Julio César Turbay (1978-1982) un decreto que se aprobó y en el que se imponían exigencias para esa labor aeronáutica.

publicidad

"Se introdujo el requisito del permiso de (la dirección de) estupefacientes y de la Brigada Militar de Jurisdicción, para trámites de permisos de aviones y aeropuertos", reiteró hoy Uribe.

En declaraciones a las mismas radios que Uribe, el periodista Guillén aseguró que no participó en la escritura del libro de Vallejo, que no ha leído ni va a leer.

Guillén afirmó que va a demandar penalmente a Uribe por calumnia e insistió en que no tiene "nada que ver" con lo que Virginia Vallejo "publique o diga".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las escuelas en Estados Unidos están tan racialmente segregadas como en los 60's. ¿Podrían empeorar bajo el mandato de Donald Trump?
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
publicidad