publicidad

Unos 3,300 argentinos buscan i

Unos 3,300 argentinos buscan i

Unos 3,300 argentinos han acudido a la CONADI para investigar su procedencia, ante el elevado número de bebés robados.

Consecuencia de la dictadura

Unos 3.300 jóvenes argentinos han acudido a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI) para investigar su procedencia, ante el elevado número de bebés que fueron robados durante la dictadura militar que sufrió el país entre 1976 y 1983.Así lo aseguró en la ciudad asturiana de Oviedo, en el norte de España, la miembro de la CONADI Claudia de Carlotto, quién lamentó que sólo se divulguen los casos conflictivos en los que tiene que intervenir el poder judicial.

Según Carlotto, de esos 3,300 jóvenes sólo cuatro se negaron a realizar pruebas de ADN "por el temor a que las familias que les criaron fueran a la cárcel".

"Los pocos casos de resistencia que se presentan están siendo vencidos", señaló.

A este respecto, la madre de Claudia y presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, subrayó que lo ocurrido es un "delito gravísimo" y que "las víctimas, además de derechos, tienen obligaciones", por lo que "después de agotar todas las vías de diálogo el juez procede a obtener una muestra de ADN mediante una orden".

Hasta el momento la CONADI, creada en 1992 a iniciativa de las Abuelas de la Plaza de Mayo, ha logrado restablecer la verdadera identidad de 89 personas y estima que al menos 500 niños nacieron mientras sus padres estaban secuestrados en cárceles clandestinas y fueron entregados a otras familias.

publicidad

"Los bebés han sido criados por los asesinos de sus padres y eran el botín de guerra. Querían educarlos de forma diferente a sus verdaderos progenitores", aseguró Estela Barnes de Carlotto, madre y abuela de desaparecidos durante la dictadura argentina.

Buscan apoyo

De Carlotto se reunirá con el presidente del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces, para estudiar posibles vías de colaboración entre administraciones.

Los integrantes de este colectivo presentaron  en Oviedo el libro que recoge la historia de la CONADI, cuya edición fue financiada por el Gobierno asturiano.

La publicación pretende llegar a los jóvenes que dudan de su identidad y hacerles saber que gracias a la CONADI pueden ordenar pruebas de ADN sin necesidad de pasar por la Justicia.

Por ello, se distribuirán 24 mil ejemplares de los libros y vídeos junto a una cartilla pedagógica obligatoria en las escuelas de todo el territorio dependiente del Estado argentino que "ayudará a formar a los más jóvenes en el respeto a los derechos humanos".

Asimismo, dentro de esta iniciativa se han editado más de 5 mil volúmenes más especializados para abogados y psicólogos que solicitaron apoyo en la materia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad