publicidad

Una mujer argentina sobrevivió tras arrojarse desde piso 23

Una mujer argentina sobrevivió tras arrojarse desde piso 23

Una mujer de 30 años logró sobrevivir, aunque con graves heridas, tras arrojarse desde el piso 23 de un hotel.

Taxi le salvó la vida

BUENOS AIRES " Una mujer de 30 años logró sobrevivir, aunque con graves heridas, tras arrojarse este lunes desde el piso 23 de un hotel ubicado en el centro de la capital argentina, informó la policía. Un taxi amortiguó el impacto.

La joven, de unos 30 años y nacionalidad argentina, sufre "politraumatismos diversos" y fue derivada al Hospital Argerich de esta capital, dijo a periodistas el director del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti.

En el hospital, a la víctima se le extirpó el bazo, un riñón y un pulmón, y aunque su familia pidió que no se divulgaran partes médicos, trascendió que presenta además doble fractura de cadera y su estado es muy grave.

La mujer que aparentemente intentó suicidarse cayó sobre el techo y capó del taxi estacionado ante la puerta de entrada del hotel. El parabrisas quedó totalmente destruido.

La policía investiga el hecho. Al parecer la chica, cuyo nombre no trascendió, se tiró desde la terraza del piso donde se encuentra la cafetería.

'Pronostico reservado'

La mujer se encuentra con "pronóstico reservado" y está siendo sometida a una operación porque "presenta un hemoneumotórax, es decir aire y sangre en el pulmón seguramente producto de una fractura del arco costal" además de la fractura de ambas caderas, dijo Crescenti a la agencia oficial de noticias Télam.

publicidad

"La joven impactó como sentada sobre el vehículo; si hubiera pegado con la cabeza seguramente estaríamos hablando de otro cuadro", señaló.

El taxista del coche logró salir del vehículo por la puerta del acompañante segundos antes de que se produjera el impacto del cuerpo.

Miguel Cajal dijo a Radio 10 que se bajó del automóvil "por intuición, porque vi un policía que miraba para arriba. Entonces miré para arriba yo también y veo a la mujer colgada".

"Cuando vuelvo a mirar, la mujer venía en caída. Si no me bajo del auto me mata", afirmó.

Testigos relataron el hecho

Según su relato mientras él era atendido por un shock nervioso en una ambulancia del servicio de emergencias de la ciudad, el esposo de la víctima llegó al lugar y también debió ser atendido.

Otro taxista testigo del hecho declaró al servicio de televisión de AP que vio cómo la mujer "saltó una baranda" y se arrojó al vacío. "El impacto fue una explosión", dijo Juan Carlos Candame, quien logró hablar brevemente con la mujer malherida, la cual no estaba alojada en el hotel.

Candame señaló que antes de saltar, la mujer tuvo un intercambio de palabras con otra persona que estaba cerca, tras lo cual "se dio la vuelta y saltó".

De acuerdo al relato de testigos la mujer ingresó a la confitería del hotel ubicado en el último piso, pidió un café y tras dejar su cartera y sus zapatos a un lado de la mesa se arrojó al vacío, sin que nadie atinara a detenerla.

publicidad

El hecho ocurrió en momentos de gran tránsito de vehículos y personas en esa zona de la ciudad, ubicada en pleno centro de Buenos Aires.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad