publicidad

Una ley que favorece a asesinos y narcos

Una ley que favorece a asesinos y narcos

La nueva ley colombiana diseñada para lograr la desmovilización y el desarme de los grupos paramilitares ha provocado polémica.

Titulado "La capitulación de Colombia", el editorial dice que la ley se llama Ley de Justicia y Paz "pero debería llamarse Ley de Impunidad para Asesinos, Terroristas y Traficantes de Cocaína".

Señala que los paramilitares "han asesinado a miles de personas, controlan el 40 por ciento de la cocaína que sale de Colombia y Estados Unidos ha solicitado la extradición de varios de los cabecillas paramilitares ... el Departamento de Estado considera terroristas a los paramilitares".

"La nueva ley refleja el considerable poder político de los paramilitares", destaca el New York Times. "Bloqueará la extradición de los líderes paramilitares buscados por narcotráfico en Estados Unidos y les permitirá continuar con sus negocios de drogas, extorsión, robo de tierras y otras actividades criminales sin ser perturbados".

El diario añade que "incluso aquellos responsables por los más atroces crímenes de lesa humanidad podrán quedar en libertad debido a los estrictos límites para la prescripción del delito. Los pocos que serán convictos probablemente no cumplirán sentencias mayores de 22 meses".

Relata que "varios miembros del Congreso colombiano propusieron una buena ley que hubiera reducido el tiempo de prisión para los paramilitares que confesaran todos sus crímenes, pagaran reparaciones y devolvieran sus bienes adquiridos ilegalmente y proveyeran a las autoridades de la información necesaria para desmantelar sus pandillas criminales. El gobierno se opuso a la ley. No fue aprobada".

publicidad

El diario neoyorquino afirma que la ley "no traerá ni justicia ni paz. No exige confesiones. Estipula que los líderes paramilitares deben revelar sus bienes ilegales y describir sus organizaciones criminales, pero no hay sanción para quienes mientan u oculten su fortuna".

El Times lamenta que el gobierno de George W. Bush no haya presionado al presidente Alvaro Uribe a que "apruebe un buen proyecto de ley". Agrega que en cambio, el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Wood, "respaldó con entusiasmo la nueva ley, dándole el respaldo de Washington a la capitulación de Colombia a un mafia terrorista".

Sin embargo, el Ministro del Interior y Justicia de Colombia, Sabas Pretelt de la Vega, calificó como una ofensa un editorial del diario estadounidense.

"Eso es una ofensa y una ligereza para hablar de un gobierno que como ningún otro tiene argumentos que mostrar en la lucha contra el narcotráfico", señaló Pretelt de la Vega.

El ministro recordó que desde que llegó al poder en 2002, el presidente Alvaro Uribe ha autorizado la extradición de 340 personas acusadas de tráfico de drogas para ser juzgadas en el exterior, aumentado las incautaciones de droga y las capturas de narcotraficantes y reducido los cultivos ilícitos.

En su editorial del New York Times se unió a las críticas que la oposición, la ONU y organizaciones de derechos humanos han hecho contra los beneficios judiciales que se darán a los paramilitares que entreguen sus armas, y dijo que se trata de una "ley que favorece a asesinos, terroristas y narcotraficantes".

publicidad

El Congreso colombiano aprobó hace dos semana una polémica ley que fija penas de entre cinco y ocho años para los delitos cometidos por los escuadrones derechistas en el marco del proceso que desde 2003 adelantan las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que han iniciado la desmovilización de 20 mil de sus combatientes.

Pretel dijo que el editorial deja ver que hay sectores de Estados Unidos que "no conocen el fondo de la ley, sino que simplemente recogen las opiniones que hay en contra".

"Yo diría que la oposición se ha movido mucho, tanto nivel nacional como a nivel internacional, intentando mostrar equivocadamente que la ley de justicia y paz es para la impunidad", afirmó el ministro.

Añadió que los enemigos del gobierno de Uribe "están con todo para demostrar que este proceso de paz con la AUC, no tiene sentido, que es con narcotraficantes y que hay que juzgar a Uribe sus ministros y los militares, porque estamos haciendo una barbaridad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad