publicidad

Toques finales para beatificac

Toques finales para beatificac

La monja venezolana Candelaria de San José será beatificada mañana en una ceremonia en el estadio de béisbol de Caracas.

La polémica de otras corrientes

CARACAS - La monja venezolana Candelaria de San José será beatificada mañana en una ceremonia en el estadio de béisbol de Caracas al que los representantes de la Iglesia Católica daban los últimos retoques, en medio de amenaza de lluvia.

La ceremonia será presidida por el cardenal portugués José Saraiva, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, que oficiará la misa en representación del Papa Benedicto XVI.

El cardenal arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, calculó que unas 30 mil personas, la mayoría del interior del país, asistirán al acto oficial, mientras que otras 20 mil aproximadamente lo presenciarán en el contiguo estadio de fútbol a través de una gran pantalla de televisión.

La Iglesia Católica ha desarrollado una intensa campaña en torno a esta beatificación, presentándola como una oportunidad para que los católicos venezolanos "renueven su fe".

Aunque la población venezolana es mayoritariamente católica, durante las últimas décadas han tenido una profunda penetración diversas corrientes del protestantismo, principalmente las llegadas de Estados Unidos y Brasil.

Otra preocupación del episcopado, según declaraciones de sus representantes, es la paradoja de que, aunque nominalmente católicos, no llega al cinco por ciento el número de creyentes que acude los domingos a misa, máxima expresión de fe de esta religión.

publicidad

La mayoría de los diarios han incluido durante la semana reportajes o separatas dedicadas a difundir la vida y obra de Candelaria de San José, una monja desconocida para los venezolanos hasta que el 6 de julio de 2007 el Papa Benedicto XVI autorizó su beatificación.

En el seno cristiano

El arzobispo de Caracas dijo que la vida de la nueva santa, que transcurrió entre 1863 y 1940, fue un "canto al amor y a la misericordia, en contraposición al odio y a la violencia".

Los organizadores del acto indicaron que contarán con la ayuda de unos 250 sacerdotes, sobre todo para administrar las 25 mil hostias que se calcula serán repartidas entre los fieles, y se prevé más de medio millar de agentes para velar por la seguridad.

Los ropajes que estrenarán los obispos en la ceremonia fueron elaborados por las Hermanas Carmelitas, reseña la prensa caraqueña.

Según esa fuente, la hermana Evelyn González, vicepresidenta de la Comisión para la Beatificación, relató que recibió ofertas de "empresas dedicadas a la moda eclesiástica" para confeccionar esas vestimentas.

"Compré una casulla por un millón de bolívares (465 dólares), pero por ese precio no podíamos costearlas todas", dijo González, por lo que ellas decidieron hacerlas.

"Creo que el cardenal Saraiva es bastante bajito, espero que no le vaya a quedar larga la casulla", añadió la religiosa, citada por la prensa.

publicidad

Susana Paz Castillo Ramírez, la Madre Candelaria, nació el 11 de agosto de 1863 en Altagracia de Orituco, en el estado central de Guárico, en el seno de una familia cristiana.

Los milagros

En 1903 se encargó del hospital que dos años antes fundó en su localidad natal el padre Sixto Sosa para atender a los enfermos y heridos causados por la Revolución Libertadora.

El 31 de diciembre de 1910, fundó oficialmente la Congregación de las Religiosas Carmelitas de la Tercera Orden Regular, actualmente Religiosas Carmelitas de la Madre Candelaria, de la que fue nombrada Superiora General.

Durante 35 años estuvo al frente de la Congregación, de la que en la actualidad quedan unas 70 hermanas.

El final de su vida estuvo marcado por la grave artritis que padecía, y murió el 31 de enero de 1940, a los 77 años.

La beatificación de la Madre Candelaria se produce después de que el Papa Benedicto XVI anunciara el pasado 6 de julio el decreto de reconocimiento de un milagro por su intercesión.

La Madre Candelaria será la segunda beata venezolana, después que la Madre María de San José fuera beatificada el 7 de mayo de 1995 por el Papa Juan Pablo II.

Actualmente, se encuentran en proceso de beatificación otros seis religiosos venezolanos: el doctor José Gregorio Hernández, la Madre Emilia de San José, la Madre Carmen Rendiles, la Madre Marcelina, la Hermana María Bogotá, y el Monseñor Arturo Celestino, según indicó la Conferencia Episcopal Venezolana en un comunicado.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad