publicidad
El ex mandatario de Cuba,  Fidel Castro,  muestra las fotografías del anticastrista Luis Posada Carriles.

Terrorista salvadoreño pidió perdón a Cuba

Terrorista salvadoreño pidió perdón a Cuba

El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, recientemente condenado bajo cargos de terrorismo tras reconocer haber colocado bombas.

El ex mandatario de Cuba,  Fidel Castro,  muestra las fotografías del an...
El ex mandatario de Cuba,  Fidel Castro,  muestra las fotografías del anticastrista Luis Posada Carriles.

Reconoció ser entrenado por Posada Carriles

LA HABANA, Cuba  " El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, recientemente condenado bajo cargos de terrorismo tras reconocer haber colocado bombas en esta capital, pidió perdón al pueblo de Cuba por los daños causados.

La televisión cubana mostró imágenes del juicio ante un tribunal isleño a Chávez Abarca realizado el 20 y 21 de diciembre pasado, algunos meses después de haber sido extraditado desde Venezuela, adonde ingresó con pasaporte falso con el objetivo de realizar ataques.

"Pido perdón al pueblo de Cuba por todo el daño que pudiera haberle causado", dijo el salvadoreño con lágrimas en los ojos parado frente a los jueces.

publicidad

La transmisión de un programa especial de la televisión en el cual se vieron las imágenes coincide con el inicio de un proceso judicial en Texas, Estados Unidos, al anticastrista Luis Posada Carriles, a quien Chávez Abarca señaló como su jefe directo en las acciones terroristas.

Posada Carriles no será enjuiciado bajo cargos de terrorismo como demandan Cuba y Venezuela "esta última nación tiene un pedido de extradición contra el hombre-, sino por haber mentido a los funcionarios federales de inmigración después de que ingresó furtivamente a Estados Unidos en el 2005.

Vestido con un saco oscuro y una camisa azul celeste, Chávez Abarca contestó varias preguntas y confesó haber puesto en 1997 artefactos en centros turísticos de La Habana en cuyo funcionamiento fue entrenado por Posada Carriles en persona.

Este último fue además quien le pagó por las detonaciones "$2 mil por bomba era el precio acordado" y le propuso conseguir nuevos candidatos para posteriores atentados, según dijo Chávez Abarca.

No negó los cargos

Durante el juicio participaron algunos testigos, entre ellos Ernesto Cruz León, también de origen salvadoreño y quien purga 30 años de prisión aquí tras ser capturado luego de instalar varias bombas. El hombre reconoció a su vez a Chávez Abarca como su contacto.

publicidad

Según se había informado a finales de diciembre, Chávez Abarca fue condenado a 30 años de prisión. El juicio "cuya difusión por la televisión de la isla es algo muy inusual" no fue cubierto por la prensa extranjera.

En 1997 varias explosiones sacudieron hoteles y centros turísticos en Cuba, en una campaña de terror que cobró la vida de un visitante italiano, dejó casi una docena de heridos y cuantiosos daños materiales.

"Fui una marioneta de Posada Carriles", dijo Chávez Abarca, quien aseguró haber escuchado al cubano haber reconocido el derribo de un avión, en referencia al ataque a una aeronave de Cubana de Aviación en 1976 que mató a sus 73 ocupantes. Documentos desclasificados indicaron que Posada Carriles, de origen cubano y nacionalidad venezolana, fue reclutado por la CIA en la década de 1960.

Al ser arrestado en julio en Venezuela, Chávez Abarca era buscado por la Interpol por su participación en estos hechos.

Eligen a jurado contra Posada Carriles

Continuaba el martes la selección del jurado en el juicio en Texas del enemigo público número uno de Cuba, el militante anticastrista Luis Posada Carriles.

Posada Carriles está acusado de perjurio, obstrucción de justicia y fraude en sus trámites de naturalización.

El ex agente de la CIA, de 82 años, está acusado de mentir en sus trámites de inmigración hace cinco años cuando lo interrogaron sobre una serie de atentados con bomba en hoteles de La Habana en 1997.

publicidad

Cuba y Venezuela dicen que Posada fue el autor intelectual de los atentados, en uno de los cuales murió el turista italiano Fabio di Celmo, de 32 años. También lo acusan de planificar la colocación de una bomba en un avión de Cubana de Aviación en 1976.

Estados Unidos no lo ha acusado por esos hechos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad