publicidad

Sumida en el luto, Guatemala reanuda las labores de búsqueda tras derrumbe

Sumida en el luto, Guatemala reanuda las labores de búsqueda tras derrumbe

Los equipos de rescate reanudaron la búsqueda de víctimas por el deslizamiento de tierras que ha provocado 31 muertos y 450 desaparecidos.

Continúan las labores de rescate en Guatemala /Univision

Las autoridades de rescate de  Guatemala descartaron encontrar más sobrevivientes por el deslizamiento de tierras que arrasó el jueves un asentamiento de Guatemala y que ha provocado, 69 muertos, contabilizados al final de la jornada y 350 desaparecidos.

El encargado del puesto de control de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio Cabañas, explicó que es "más difícil" que una víctima sobreviva por un desastre como este que por un terremoto.

Explicó además que el número de desaparecidos va disminuyendo en la medida en que la población reporta a la municipalidad su estado, por lo que hizo un llamamiento a los afectados para que se pongan en contacto con las autoridades.

"Estamos removiendo escombros para acceder a viviendas que quedaron bajo la tierra", dijo José Hernández, miembro de los Bomberos Municipales, quien junto a una treintena de socorristas de esa entidad colaboran en los esfuerzos de rescate.

En este sentido, el portavoz de la Conred, David de León, explicó a periodistas que según los protocolos de respuesta a desastres, es el país afectado el que tiene que hacer "un llamamiento de ayuda internacional" si las circunstancias así lo requieren.

"Al momento, con los recursos que tenemos, se puede dar respuesta", manifestó en relación con ese aporte, y agregó que, frente a "los topos", existe una "serie de dificultades".

publicidad

El encargado del puesto de control de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) en el lugar, Sergio Cabañas, explicó que el restablecimiento de las labores se produjo alrededor de las seis de la mañana, tiempo local.

Las operaciones de búsqueda se suspendieron de manera oficial el viernes a las ocho de la noche por seguridad ante la falta de visibilidad.

Nuevos deslizamientos

Debido a las copiosas lluvias de las últimas horas, el pasado jueves se registró un derrumbamiento que arrasó con un asentamiento en la colonia El Cambray II, del municipio de Santa Catarina Pinula, a unos 22 kilómetros de la capital.

El número de damnificados albergados descendió en las últimas horas, pasando de 63 del viernes a 36 a primera hora del sábado, debido a que se trasladan a casas de familiares o amigos.

Según Cabañas las condiciones meteorológicas son "excelentes" y el pronóstico dice que no se producirán lluvias hasta bien entrada la tarde, por lo que los equipos de rescate trabajarán "incansablemente" para rescatar a más personas con vida.

No obstante, reconoció que durante las últimas horas se han producido "pequeños deslizamientos" en la zona afectada y agregó que "la corona está inestable" porque el cerro está fracturado y que pueden tener lugar "más movimientos".

publicidad

En un primer momento Cabañas había indicado que eran 600 los desaparecidos; al final de la noche anunció que el número estimado era de 450 personas y la tarde del sábado se precisó que eran 350.

Hasta el momento se han movilizado unos 30 vehículos pesados y 875 efectivos humanos, pero esperan que esta cifra aumente hasta los 1,800 en pocas horas.

Adelantó, además, que hasta el momento no hay ningún tipo de ayuda internacional trabajando en el lugar de los hechos.

En tanto, varios de los familiares comenzaban a acercarse a la morgue improvisada que se instaló a unos 400 metros del lugar de la tragedia para acelerar el proceso de entrega de los cadáveres.

Familiares y voluntarios siguieron la búsqueda

La noche del viernes, familiares y algunos socorristas decidieron seguir excavando a pesar que la búsqueda oficial había sido suspendida formalmente.

En la zona cero del desastre los socorristas trabajaban incesantemente. A momentos hacen sonar un silbato y alguien grita "silencio". Todos callan alrededor de un minuto para tratar de escuchar mejor algún signo de vida.

"Somos la unidad de rescate. Si hay alguien acá por favor haga ruido o grite" dice un socorrista, que pone su cabeza en el suelo y trata de escuchar algún ruido. Al no escucharse nada, suena el silbato dos veces, en señal de que deben continuar con el trabajo.

Los socorristas colocaron una bandera de Guatemala en un palo de caña clavado en la zona del desastre.

publicidad

Haroldo Pérez llegó al lugar desde San Marcos, a unos 285 kilómetros al oeste de Guatemala, acompañado de cuatro familiares. Trajo palas con las que escarbaba para buscar a su hermana Mary Pérez, de 36 años. Dice que ella es secretaria y que no sabe de ella desde el deslave.

En otro punto, los ojos de Nehemías Gonzáles ya casi no tienen lágrimas. Cabizbajo, solloza explicando que su esposa, su bebé, una cuñada y su suegra estaban en la casa que habitaba en el lugar. Con voz baja explica que él estaba fuera de casa, trabajando, cuando ocurrió la tragedia, alrededor de las 10 de la noche del jueves.

"Mi esposa tenía 21 años y mi bebé dos años. Yo estaba trabajando en un McDonald's. Usualmente salgo a las 11 de la noche, pero ese día tenía varias tareas y salí a las 4 de la mañana, estuve llamándola pero no me respondió. Nadie me avisó. Cuando llegué al lugar fue que supe todo. Nunca me imaginé esto. Lo último que me dijo cuando le hablé por teléfono en la tarde fue que me amaba. Yo también la amo", dijo González, con sus ojos clavados en el suelo.

El presidente, Alejandro Maldonado, ordenó reiniciar las labores cuando los "protocolos lo permitan".

En una declaración pública divulgada a últimas horas de la noche del viernes, el mandatario guatemalteco mostró también su pesar por el deslizamiento.

publicidad

Guatemala agradeció el apoyo de la comunidad internacional para paliar las consecuencias de la tragedia. A través del Ministerio de Relaciones Exteriores, el país centroamericano expresó en una declaración pública "su más sincero agradecimiento a los países amigos y organismos internacionales que han ofrecido su solidaridad y apoyo".

Por su parte, la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú expresó su "solidaridad" con los familiares de los fallecidos y desaparecidos, y pidió ayuda nacional e internacional.

En una breve declaración pública, la premio Nobel de Paz en 1992 mostró sus "mayores deseos y esperanzas" de que los desaparecidos "puedan ser rescatados con vida".

Este deslizamiento es uno de los mayores desastres que registró Guatemala este año durante la época de lluvia que sufre el país desde el pasado mes de mayo, por lo que las autoridades declararon alerta naranja institucional y roja a nivel municipal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad