publicidad

Soldados mutilados estrenan of

Soldados mutilados estrenan of

Aprender el arte de la panadería es una alternativa de vida en Colombia para los sobrevivientes de la guerra.

Para el futuro

CALI, Colombia - Aprender el arte de la panadería y convertirse en dignos pasteleros es una alternativa de vida para los soldados colombianos mutilados en la guerra, gracias a una iniciativa puesta en marcha en la ciudad de Cali.

Se trata de "un proyecto para la vida futura", dijo a Efe el promotor de la idea, el general Justo Eliseo Peña, comandante de la III División del Ejército colombiano.

Satisfecho de que su idea haya sido acogida por el sector privado, Peña explicó que este proyecto se lleva a cabo en los cuarteles y que el objetivo es inyectar en los soldados mutilados "fe en sí mismos y en su futuro".

La iniciativa, bautizada con el nombre de "Manantial de Vida", aspira a convertirse en una empresa real con varias vertientes: por un lado crear entusiasmo entre los soldados en retiro forzoso y ocupar su tiempo de forma productiva, pero además generar ingresos, agregó el jefe militar.

Los beneficiarios son los soldados discapacitados, jóvenes con edades entre los 18 y los 22 años y que han resultado afectados, en muchos casos, por las minas antipersonales.

Pueden hacer algo

La mayoría de estos jóvenes proceden de una vasta zona del suroeste colombiano, principalmente de los departamentos del Valle del Caca, Cauca y Nariño, donde el conflicto colombiano pervive.

"Nos dijimos: en el Ejército hay muchos mutilados, retirados, jubilados, aún jóvenes y hay que buscarles algo (...) que puedan hacer algo (...)", señaló el general Peña.

publicidad

La idea fue madurando hasta el punto que la Asociación Tejido Humano, que ayuda a militares y desmovilizados víctimas de la guerra, la Fundación Epsa, de la Electrificadora del Pacífico, y Anipan, asociación de panaderos de Cali, la acogieron de forma entusiasta.

Un portavoz de Epsa subrayó, por su lado, que este proyecto productivo "servirá de base para la creación de microempresas sostenibles que incluyan en el mercado laboral a quienes han sido heridos por defender a Colombia".

El comandante de la III División relató que el proyecto, que empezó hace algunos meses y se inició con tratamientos psicológicos a los primeros soldados, ya ha formado a los primeros panaderos.

'Manantial de Vida'

"Con terapias les explicamos el plan, que sería una panadería para vender, en principio, los productos al cantón y a personal militar, a un bajo costo y los ingresos serán en parte para reinvertir y el resto para ellos", destacó el general Peña.

Los elegidos para la puesta en marcha del plan, una docena de soldados, iniciaron entonces un curso de instrucción específica, con profesores del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA, estatal).

Entre los panaderos-soldados "hay dos a los que les falta un brazo, uno más que sufrió la amputación de una pierna, pero todos producen hoy el mejor pan y queremos ampliar" la iniciativa para más militares, pues, "todos tienen las puertas abiertas", añadió.

publicidad

El ideólogo de la iniciativa confió, asimismo, en que en un futuro no lejano, "Manantial de Vida" cristalice otras ideas como el montaje de "una granja para criar pollos, la creación de una empresa de reciclaje de materiales, y un proyecto en marcha para abrir una papelería con servicio de fotocopiadoras y computación".

Estas iniciativas tiene un propósito común: ocupar al mayor número de militares discapacitados y "que ellos sientan que son productivos y útiles a la sociedad", matizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad