publicidad
.

Seis presos de Guantánamo fueron enviados a Uruguay logo-noticias.6bcb52...

Seis presos de Guantánamo fueron enviados a Uruguay

Seis presos de Guantánamo fueron enviados a Uruguay

Son cuatro sirios, un palestino y un tunecino, acogidos en una aceleración manifiesta de los traslados.

Las reacciones tras el traslado a Uruguay de 6 presos de Guantánamo /Univision

Seis detenidos de Guantánamo -- cuatro sirios, un palestino y un tunecino --, fueron acogidos por Uruguay en una aceleración manifiesta de los traslados de la prisión estadounidense, anunció este domingo el Pentágono.

Los seis hombres, que habían recibido su "aprobación para traslado" por parte de las autoridades estadounidenses, partieron desde la base de Guantánamo a bordo de un avión de la fuerza aérea de Estados Unidos en la medianoche del sábado al domingo (05:00 GMT del domingo) indicó a la AFP un portavoz del Pentágono, Myles Caggins.

En total, 19 detenidos fueron repatriados o enviados a un tercer país desde comienzos de año, en un esfuerzo evidente de la administración Obama de acelerar las liberaciones para vaciar la prisión y cerrarla, como prometió en numerosas ocasiones Barack Obama.

Los seis hombres, acogidos por Uruguay, cuyo presidente José Mujica prometió que serían liberados, tienen entre 30 y 40 años y hacían parte de los primeros detenidos que llegaron a Guantánamo en 2002.

"Estamos muy agradecidos con Uruguay por esta acción humanitaria y el presidente (José) Mujica por su rol determinante para dar asilo a estos individuos que no pueden ser enviados a sus propios países", señaló a la AFP Cliff Sloan, designado por Obama como su enviado especial para supervisar el cierre de la prisión.

publicidad

"El apoyo que recibimos de nuestros amigos y aliados es crucial para cumplir nuestro objetivo común de cerrar Guantánamo, y este traslado es un paso importante en nuestros esfuerzos para cerrar esta infraestructura", añadió en un correo electrónico.

Retrasos en la transferencia

El traslado de los seis presos, que se completó esta madrugada, es el primero desde Guantánamo a un país de Suramérica, y solo el segundo a Latinoamérica, después de que El Salvador acogiera en 2012 como refugiados a dos presos uigures, que más tarde abandonaron el país centroamericano, precisó por su parte  Efe.

Transfieren a Uruguay seis prisioneros de Guantánamo /Univision

La transferencia deja la cárcel con 136 presos. De los que 67 ya han sido aprobados para ser transferidos, 59 están atravesando una revisión para determinar si pueden ser liberados y únicamente 10 enfrentan cargos, han sido acusados formalmente o están cumpliendo sentencias.

La cifra de 136 detenidos es la más baja desde que la prisión recibió sus primeros detenidos en enero de 2002. Al final de ese mes, se contabilizaron 156 reos en la cárcel situada en Cuba.

Los presos transferidos a Uruguay son considerados de bajo riesgo por Estados Unidos. Se trata de Mohamed Abdulá Tahamutan, palestino de 34 o 35 años; Abdul Bin Mohamed Bin Abess Ourgy, tunecino de 49 años; Ahmed Adnan Ahjam, sirio de 37 años; Abd Hadi Omar Mahmoud Faraj, sirio de 32 o 33 años; Ali Husein Shabaan, sirio de 32 años; y Jihad Ahmed Mujstafa Diyab, sirio de 43 años.

publicidad

La transferencia a Uruguay se retrasó también por el polémico acuerdo de liberación del prisionero de guerra Bowe Bergdahl, que fue intercambiado por cinco líderes talibanes encarcelados en Guantánamo sin que se notificara a tiempo al Congreso.

"Para mí, el refugio está en el plano de las más nobles instituciones que hacen viable la humanidad. Porque siempre va a haber quien tiene que disparar de algún lado", dijo el sábado Mujica a la televisión uruguaya durante su viaje a Ecuador a la cumbre de la Unasur.

La base de Guantánamo "no es una cárcel, es un nido de secuestro, porque una cárcel supone una sujeción a algún sistema de derecho, a la presencia de alguna fiscalía, a las decisiones de algún juez, cualquiera que sea, y algún mínimo de referencia del punto de vista jurídico", añadió el presidente de Uruguay.

Revisión médica

En medio de un estricto operativo de seguridad, que incluyó una veintena de vehículos, al llegar a suelo uruguayo cinco refugiados fueron trasladados al Hospital militar de Montevideo y un sexto ingresado en un hospital público del centro de la ciudad debido a su débil estado de salud, informó la prensa local.

Entre ellos está el sirio Jihad Diyab, que se había declarado en huelga de hambre y acudió a la justicia estadounidense para hacer valer su derecho a no ser alimentado a la fuerza.

publicidad

"Vienen en carácter de refugiados y el primer día que se quieran ir se pueden ir", indicó Mujica a la televisión estatal uruguaya (TNU) el viernes desde Ecuador, añadiendo que "eso no es una cárcel, es un nido de secuestro".

El mandatario, que se encuentra en México para participar de la Cumbre Iberoamericana, afirmó que su país se negó a exigir que los exreclusos se comprometieran a permanecer en el país sudamericano por dos años tras su salida de Guantánamo, como se había informado inicialmente.

Guantánamo, la prisión eterna

Comenzó como una suerte de cárcel hecha de remiendos, jaulas que imitaban celdas reutilizadas de un viejo campo de retención de balseros cubanos que acababan allí, pero, lejos de ser una respuesta temporal al terrorismo internacional, terminó siendo el penal de máxima seguridad más conocido del mundo.

Es la prisión de la Bahía de Guantánamo, situada a apenas 1,000 kilómetros de La Habana y que desde hoy cuenta con seis inquilinos menos, seis presos de larga data contra los que nunca se presentaron cargos y que desde ahora vivirán casi con total libertad en Uruguay, informó Efe en otro parte informativo.

Desde enero de 2002, apenas unos meses después de que el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, iniciara su guerra contra el terror tras los atentados de las Torres Gemelas, 779 presos han pasado por las dependencias de Guantánamo, aunque estas, desde entonces, han sufrido una fuerte evolución.

publicidad

El denominado Campo X-Ray, al que llegaron los primeros detenidos en aquel entonces, estaba compuesto por celdas de apenas un metro y medio cuadrado, pegadas las unas a las otras, y con el único resguardo de un techo precario cuya única virtud era proporcionar sombra.

Aunque apenas fue utilizado unos meses, allí los reos hacían sus necesidades sin ningún tipo de intimidad y sufrían las altas temperaturas del Caribe en unas condiciones infrahumanas, viviendo en unos habitáculos de los que solo salían para ser trasladados a los barracones de interrogación.

En la actualidad, esas dependencias siguen en pie, intocables, por las investigaciones que aún penden sobre las prácticas trufadas de tortura que los cuerpos de inteligencia estadounidenses llevaron a cabo allí y debido al escrutinio de la comunidad internacional y las asociaciones de derechos humanos.

Hoy, el grueso de los presos se divide entre los Campos V y VI, dos complejos que fueron construidos dentro de uno más grande denominado Delta y donde los detenidos, dependiendo de su comportamiento, pueden gozar de peores o mejores condiciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad