publicidad
Santos y Timochenko acuerdan paz

Se tambalea el acuerdo FARC-Santos

Se tambalea el acuerdo FARC-Santos

Los representantes en las negociaciones de La Habana chocaron porque el gobierno colombiano pidió revisar temas acordados en septiembre, como el secuestro.


Santos y Timochenko acuerdan paz
Santos y Timochenko acuerdan paz

Han pasado apenas dos semanas desde que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de la guerrilla de las FARC, Timoleón Jiménez, exhibieron en fotos con un apretón de manos un histórico acuerdo de justicia y ya la paz empieza a tambalearse.

Este jueves, los representantes de las partes chocaron en la mesa de negociaciones cuando el gobierno colombiano pidió la revisión de algunos de los puntos alcanzados el 23 de septiembre. 

"Hubo un acuerdo plasmado en diez puntos, pero respecto del documento largo, jamás se aceptó que se trataba de un convenio cerrado e inmodificable", dijo este jueves desde La Habana el jefe negociador de Colombia, Humberto De La Calle.

[ #Declaración] Esto dijo Humberto de La Calle acerca de las últimas declaraciones de las Farc sobre Proceso de Paz: http://t.co/LTpaZZQyqd " Presidencia Colombia (@infopresidencia) October 8, 2015


publicidad

En un encuentro con periodistas señaló que el documento de 75 puntos -que solo conocen las partes- aún estaba "en desarrollo" y aprovechó la oportunidad para aclarar que no había traicionado el diálogo, como denunció de su parte el representante de la guerrilla.

"Lo importante ahora, ante esta arremetida verbal injustificada e inaceptable de las FARC, utilizando expresiones ofensivas que el Gobierno rechaza, es esclarecer los puntos que no hemos aceptado", reiteró De La Calle.

Entre ellos, el tema del secuestro que, para el negociador colombiano, no puede ser objeto de amnistías; así como la restricción de libertad y la selección de los magistrados que conformarían un tribunal especial.

"Hay interpretaciones del abogado de las FARC sobre las características de la restricción de la libertad que son inaceptables y que están por debajo de los mínimos que exigen la comunidad nacional e internacional", dijo el negociador colombiano.

Poco antes, el representante de la guerrilla, Iván Márquez, mostró su preocupación porque este desencuentro pueda retrasar la firma estimada para marzo de 2016, por la "desconfianza" de las FARC en los delegados de Santos tras las solicitudes de cambios que para ellos son inesperados.

"Lo que pudiera faltar corresponde a un desarrollo que no puede variar para nada el contenido y alcance del sistema preconcebido que, como se ha afirmado, está cerrado", dijo Márquez.

publicidad

" La paz no se construye con palabras que se lleva el viento ni con promesas que nunca se cumplen", señaló poco antes, al finalizar un nuevo ciclo de diálogos.

El acuerdo de septiembre, del que sólo se conocen 10 puntos entre los 75, planteó la creación de una jurisdicción especial de investigación, el juzgamiento y sanción de los delitos más graves y representativos cometidos durante el conflicto interno de más de 50 años tanto por los rebeldes, por agentes del Estado colombiano y terceros.

El acuerdo también permite a los líderes de las FARC y a los responsables militares que confiesen sus crímenes, pasar entre cinco y ocho años agrupados en un área geográfica no especificada realizando trabajos comunitarios.

Al finalizar la tarde del jueves, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz anunció que su representante Sergio Jaramillo y el negociador del gobierno colombiano se reunirían este viernes en La Habana para resolver estos desacuerdos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad