publicidad

Santos confirmó acercamientos para entablar un diálogo de paz con las FARC

Santos confirmó acercamientos para entablar un diálogo de paz con las FARC

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó 'conversaciones exploratorias' con la guerrilla de las FARC para el diálogo de paz.

Conflicto armado de más de 50 años

BOGOTA, Colombia -  El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó el lunes que su gobierno ha adelantado "conversaciones exploratorias" con la guerrilla comunista FARC con miras a poner fin al conflicto armado, cuyos resultados se conocerán en los próximos días.

¿Crees que se logre la paz en Colombia? Comenta en los foros   

"Desde el primer día de mi gobierno he cumplido con la obligación constitucional de buscar la paz. Se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) para buscar el fin del conflicto", dijo Santos en una alocución a la nación transmitida por la TV.

Santos señaló que "cualquier proceso tiene que llevar al fin del conflicto y no a su prolongación".

Por la mañana del lunes la cadena Telesur destacó que según delegados gubernamentales y de las FARC acordaron en Cuba abrir un proceso para poner fin al sangriento conflicto armado.

Citando una "fuente de todo crédito" el canal internacional de televisión con sede en Caracas informó del acuerdo cuando aún resonaban  los rumores surgidos hace días acerca de un acercamiento del Gobierno a la principal guerrilla de las FARC.

En La Habana reinó el silencio, tanto por parte del Gobierno cubano como de las embajadas de Colombia, Noruega y Venezuela, los países que han auspiciado el acuerdo según Telesur, que fueron consultadas por Efe.

publicidad

Algunos medios colombianos adelantaron que la instalación de las mesas de diálogo tendrá lugar el próximo 5 de octubre en Oslo, pero las conversaciones tendrán lugar en La Habana, con el acompañamiento de los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Noruega.

Según Canal Capital, la televisión pública de la capital bogotana, la agenda del Gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmada hoy contempla cuatro puntos: derechos humanos, participación política, desarrollo rural y reinserción.

Por su parte, la emisora RCN Radio estableció que el origen del pacto se remonta a la primera reunión de Santos como presidente con su par venezolano, Hugo Chávez, celebrada en agosto de 2010 en Santa Marta (norte de Colombia), donde además de restablecer las relaciones bilaterales supuestamente acordaron impulsar un acercamiento con las FARC.

Posibles interlocutores 

Por el momento ha trascendido que los interlocutores de las FARC serían el jefe militar Wilson Valderrama Cano, alias "Mauricio" o "El Médico", así como el llamado canciller "Rodrigo Granda", lo mismo que "Marcos Calarcá" y "Andrés París", ambos antiguos negociadores.

Por el lado del Gobierno colombiano participarían el actual consejero para la Seguridad, Sergio Jaramillo; el ministro del Medio Ambiente, Frank Pearl, y Enrique Santos Calderón, periodista y hermano del presidente Santos.

publicidad

Habría seis puntos en la agenda

El ex vicepresidente, Francisco Santos, director de noticias de la cadena RCN, aseguró que la agenda entre las partes estaría centrada en seis puntos básicos, entre lo que se incluiría desmovilización de guerrilleros, cese de hostilidades y la entrega de armas.

Los diálogos de paz están previstos para iniciar el 5 de octubre en Oslo, luego seguiría una segunda ronda en La Habana, en donde se cuenta con el total respaldo del gobierno del presidente Raúl Castro.

Por su parte, Ernesto Samper, que fue jefe de Estado de 1994 a 1998, manifestó su apoyo "a lo que parece ser el comienzo de un proceso exitoso hacia la salida política al conflicto armado colombiano".

Si bien se declaró dispuesto a acompañar al presidente Santos, indicó en una entrevista telefónica con Efe que no tiene "ninguna aspiración distinta al respaldo del proceso", y llamó a que éste sea "discreto, rápido y eficaz", alejado del "ruido mediático y de los protagonismos personales".

Samper incluso consideró que "sería deseable" que a este proceso se sumara la segunda guerrilla colombiana, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), para dar "un mensaje más claro hacia la reconciliación total", a pesar de que en el pasado las FARC se hayan opuesto a tratar la paz de forma conjunta.

publicidad

Desde el inicio de su mandato en agosto de 2010, Santos ha insistido en que tiene "la llave de la paz en el bolsillo" y en su disposición a sacarla cuando se cumplieran ciertas condiciones, sin bajar la intensidad al combate de las guerrillas.

También promulgó una Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, reconoció la existencia del conflicto en Colombia e impulsó el Marco Jurídico para la Paz, con el que se crearon herramientas para un proceso de esta naturaleza.

Tanto Guillermo León Saénz, alias "Alfonso Cano", que fue el jefe máximo de las FARC hasta su muerte en un bombardeo en noviembre, como su sucesor, Rodrigo Londoño Echeverry, alias "Timochenko", perfilaron un discurso tendente a la paz.

Sin dejar la lucha armada, las FARC han hecho gestos como el anuncio del fin del secuestro con fines de financiación y la liberación en abril de los últimos diez policías y militares colombianos que restaban en su poder.

El expresidente Álvaro Uribe, que hizo de la derrota de las FARC el punto central de su gobierno de ocho años (2002-2010), afirmó hoy que lo informado por Telesur estaba "cantado" y que el diálogo con la guerrilla servirá nada más a la reelección de Hugo Chávez en Venezuela.

Apoyo al presidente Santos

El gobernador del departamento de Antioquia, Sergio Fajardo, también exteriorizó su apoyo a la iniciativa del presidente Santos de buscar una solución política negociada a casi 50 años de conflicto interno colombiano.

publicidad

Fajardo calificó como “muy importante” la iniciativa de Santos para buscar la paz, pero advirtió que el mandatario tiene el reto de demostrar su estatura de estadista para evitar que en este proceso se cometan los mismos errores del pasado.

El Fiscal General de Colombia, Eduardo Montealegre, también se sumó este lunes a las voces que apoyan una eventual negociación de paz con las FARC, que es el grupo más antiguo y activo de la insurgencia colombiana.

“La superación de este conflicto de tantas décadas es a través de un proceso de paz. La paz es un deber y un derecho constitucional”, manifestó el Fiscal Montealegre.

Agregó que los colombianos “no podemos olvidar la exigencia de que el Presidente de la República mantenga el orden público en el país, además tiene unos deberes como es el de conseguir y conservador la paz”.

“Creo que Colombia debe avanzar hacia un proceso de paz. El nuevo marco legal para la paz que se expidió en la anterior legislatura creo que da unos pasos gigantes y unos instrumentos enormes para que el presidente pueda sentarse a negociar”, explicó.

Otros sectores de los partidos Conservador, Liberal y el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), respaldaron también la apertura de negociaciones de paz entre el gobierno de Santos y las FARC.

Las voces que se oponen a iniciar un proceso de paz con las guerrillas de las FARC, las encabeza el ex presidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010).

publicidad

Para Uribe Vélez, la única alternativa que tiene la guerrilla en Colombia es un sometimiento unilateral a la justicia, al tiempo que cuestionó a su sucesor por sus exploraciones secretas con la insurgencia.

El ex mandatario insistió en que este acuerdo servirá “como propaganda” para la campaña presidencial de Hugo Chávez en Venezuela, lo que calificó como “una ofensa para la democracia”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad