publicidad

Santos aboga por un gobierno de unidad nacional en Colombia

Santos aboga por un gobierno de unidad nacional en Colombia

El presidente electo de Colombia pretende trabajar por el empleo y atacar con mayor firmeza a las FARC.

Santos aboga por un gobierno de unidad nacional en Colombia 59ffb2138aa1...

"Llegó la hora"

BOGOTA - El presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, pretende realizar un gobierno de unidad nacional durante los próximos cuatro años, trabajar por el empleo, atacar con mayor firmeza a las FARC y mejorar la posición internacional del país."El reloj de la historia marca hoy una nueva hora; llegó la hora de la unidad nacional, llegó la hora de la concordia entre los colombianos", aseguró el presidente electo, cuyo tío abuelo, Eduardo Santos, fue presidente de Colombia entre 1938 y 1942.

"Los colombianos votaron para apoyar un mensaje de unidad y yo recojo ese mensaje (...), a partir de este momento soy el presidente electo de todos los colombianos, de los que me apoyaron y de los que no me apoyaron, soy y seré el presidente de la unidad nacional", subrayó.

publicidad

"Colombia espera mucho de nosotros y no la vamos a defraudar", dijo Santos en otro aparte de su discurso de victoria de casi 45 minutos, pronunciado ante unas 10 mil personas en un coliseo deportivo de la ciudad en el que lo acompañó su familia.

Victoria de Uribe

En su primer discurso tras conocerse su victoria en las urnas, las que le otorgaron el 69 por ciento de los votos y le llevarán el 7 de agosto a la Presidencia, Santos dijo que su triunfo es también el de Álvaro Uribe, el actual mandatario.

"Quiero rendir tributo desde el fondo de mi corazón a uno de los mejores presidentes que hemos tenido en dos siglos de vida republicana. Muchas gracias, muchas gracias, presidente Álvaro Uribe Vélez", exclamó Santos.

Al agradecer al mandatario saliente por su apoyo y trabajo a lo largo de dos cuatrienios (2002-2006/2006-2010), Santos dijo que "el próximo 7 de agosto recibiré la posta de manos del presidente Uribe y podré decir, como Isaac Newton, que si hemos llegado lejos es porque estamos parados sobre hombros de gigantes".

Duro contra las FARC

En "mi gobierno seguirán las puertas abiertas para la desmovilización (de insurgentes)... pero repito, a las FARC y a los violentos se les agotó su tiempo", añadió el ex ministro, que de inmediato agregó que "los colombianos saben muy bien que yo sé como combatirlos".

publicidad

Y en un mensaje tangencial a países vecinos como Ecuador y Venezuela, con los cuales Bogotá ha tenido tensas relaciones en los dos últimos años, Santos dijo que quería ser socio y colaborar, aunque no los mencionó directamente.

"Quiero también enviar un mensaje a la comunidad internacional. Todos los países del mundo, y sobre todo los de la región, pueden estar seguros de que en mi gobierno ahí encontrarán un aliado y un socio", afirmó.

Llamado a vecinos

Santos aprovechó la euforia del público para lanzar un mensaje a la comunidad internacional, y en especial a Ecuador y Venezuela.

"Aspiro a trabajar de la mano con los países vecinos", remarcó, al matizar que en las "relaciones conflictivas", en alusión a las que el Gobierno de Uribe mantiene con esos dos países, siempre "hay dos alternativas: mirar con amargura hacia el pasado o abrir caminos de cooperación hacia el futuro" y Santos hoy optó por la segunda vía.

Ecuador rompió relaciones con Colombia en marzo de 2008 tras el bombardeo a un campamento de las FARC ubicado en su territorio, mientras que Venezuela las "congeló" en 2009 a raíz del polémico acuerdo militar firmado entre los gobiernos de Bogotá y Washington.

A mejorar relaciones

Para el analista de relaciones internacionales Vicente Torrijos, Santos tratará de mejorar la relaciones con esos dos vecinos, pero dejando claro que "no aceptará la intervención ni el apoyo a terroristas", en alusión a la guerilla de las FARC, lo que a largo plazo "generará nuevas tensiones".

publicidad

Además, Santos "consolidará y perfeccionará" los lazos con Estados Unidos, principal aliado de Colombia, en tanto buscará "controlar" la agenda de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), y diversificar el libre comercio, previó Torrijos en declaraciones a la AFP.

En su discurso, el mandatario electo no aludió a otro grave problema que tiene Colombia: el narcotráfico, toda vez que su país es el principal exportador mundial de cocaína.

Por la senda uribista

"El gobierno de Santos será el de la consolidación del proyecto de Uribe, con un tinte diferente: más tecnócrata", consideró el politólogo Enrique Serrano, catedrático de la privada Universidad Rosario.

El también politólogo Alejo Vargas, de la estatal Universidad Nacional, comparte ese criterio, pero advierte que "el gobierno de Santos no será un Uribe III".

"Santos es más propenso al diálogo y la negociación", dijo, al señalar que la abrumadora votación que consiguió demuestra que "la mayoría de colombianos siguen apoyando las políticas de Uribe".

Contra el desempleo

Aunque no marcó una diferencia de lo que será su gobierno a partir del próximo 7 de agosto, cuando tomará el mando de manos de Uribe, Santos enfatizó en que trabajará por resolver uno de los principales problemas sociales que afecta al país: el desempleo que supera el 12%.

publicidad

"Vamos a hacer de la formalización de la economía y de los trabajadores una prioridad, para que en cada familia colombiana haya por lo menos una persona con trabajo formal", dijo.

También prometió ocuparse de los más pobres, anunciando que pretende "sacar por lo menos a 7 millones de colombianos de la pobreza y a 4 millones de la indigencia".

Mockus admitió derrota

Más temprano, Mockus reconoció su derrota y felicitó a Santos.

"Le deseo el mejor de los éxitos como gobernante para bien de nuestro querido país", dijo Mockus en un discurso desde un centro de convenciones en el norte de la ciudad.

A partir de hoy "queda elegido un nuevo gobierno, pero también a partir de hoy se consolida una nueva fuerza política independiente: el Partido Verde", aseguró Mockus al referirse que, de una nula representación legislativa, ahora cuentan con cinco senadores en una cámara de 102 miembros, así como con una abultada votación por su candidatura.

La jornada electoral estuvo marcada por dos incidentes que dejaron 10 uniformados muertos -siete policías y tres militares- en ataques de presuntos rebeldes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad